Compartir
Publicidad

Con solo 17 años, una joven gallega ideó un sistema para evitar la muerte súbita del lactante: hablamos con ella

Con solo 17 años, una joven gallega ideó un sistema para evitar la muerte súbita del lactante: hablamos con ella
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se llama Iria Ollero, tiene 19 años, es de Orense y estudia Ingeniería Biomédica. Hace dos años, mientras acudía a un taller en el Centro Tecnológico de Galicia (Tecnópole), como actividad extraescolar, decidió desarrollar un proyecto de investigación que ayudara a evitar la muerte súbita del lactante. Como resultado: cuatro dispositivos preventivos que miden la temperatura, posición y pulso de los recién nacidos.

Su sistema, llamado 'Baby Safety', no deja de acumular premios. Hemos querido hablar con Iria y saber qué motivó a una adolescente a interesarse por un problema tan grave que afecta a los bebés.

"Quería aportar mi granito de arena"

Iria explica que se apuntó a las aulas de Tecnópole, como una extraescolar más. Allí acudía junto a otros 39 estudiantes como ella, tres horas a la semana. Como parte del taller tenía que desarrollar un proyecto de investigación, así que barajó varias ideas con su tutor, David Ballesteros.

"Mi madre ya me había hablado del Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) pero fue cuando leí una noticia sobre un caso real cuando pensé en la posibilidad de crear algo que pudiera ayudar a evitar que sucediera, en aportar mi granito de arena".

Comenta que se informó sobre el tema y descubrió que según la Asociación Española de Pediatría (AEP) se presenta entre uno y tres de cada 1.000 recién nacidos y "es la primera causa de muerte entre el mes y el año de vida en los países desarrollados". Y que, se desconoce la causa que lo provoca, aunque sí es conocen factores de riesgo, y "ahí es donde yo podía ayudar".

La asociación de Pediatría define el SMSL como "la muerte súbita de un lactante de menos de un año, cuya causa permanece inexplicada después de una minuciosa investigación del caso que incluya autopsia completa, examen del lugar de fallecimiento y revisión de la historia clínica".

¿Cómo funciona 'Baby Safety'?

Baby Safety

Tal y como nos ha confesado, Iria desarrolló el proyecto en solo ocho meses, desde enero a agosto de 2018, con la ayuda de su tutor. Aunque para conseguirlo tuvo que dedicarle más tiempo.

'Baby Safety' controla tres de los parámetros que los médicos recomiendan observar para reducir el riesgo de la muerte súbita infantil: pulso del bebé, su posición en la cuna (que siempre esté boca arriba) y la temperatura de la habitación, asegurándose de que no está muy abrigado.

  • Un dispositivo con diez sensores de presión se colocan bajo el bebé y avisa si está en una postura incorrecta.
  • Otro dispostivo, unido a una cámara de infrarrojos, detecta el rostro del bebé. Si no lo encuentra, es que está en mala posición, y hace saltar la alarma.

  • Uno tercero mide la temperatura para que los padres puedan desarropar al recién nacido si el dispostivo (una especie de cámara térmica que crea un mapa de calor al medir 64 puntos distintos) indica que el bebé tiene demasiado calor.

  • El cuarto es una especie de body para bebés, que puede lavarse, y mide el pulso en la zona de las axilas. Si detecta alguna irregularidad, manda una alarma inmediata al móvil de los padres.

Iria nos ha confirmado que "ha sido probado en adultos, pidiéndoles que adopten posturas determinadas, y funcionan bien". Aún queda comprobarlo en bebés y ya hay empresas, según ha reconocido, que se han puesto en contacto con ella, con la idea de poder comercializar su invento.

De momento, su diseño sigue acumulando premios y reconocimientos en todas las ferias de ciencia estatales a las que se presenta, tal y como informa Tecnópole: tras haber sido reconocido en la Exporecerca catalana como el favorito entre los participantes, se hizo recientemente con el primer premio en los Premios Don Bosco, en Zaragoza.

Además, Iria ganó también con este proyecto en 2018 el primer premio en la feria Open Science de Cambre (A Coruña) en la categoría de Bachillerato, lo que le permitió llevar su innovador dispositivo a la ZienziaAtzoca (Euskadi).

La inventora asegura:

"Afortunadamente el índice de muertes súbitas de lactante en España ha descendido, gracias a las recomendaciones de los expertos que detectan dónde están los riesgos. Pero los números siguen siendo altos en otros países, por lo que me gustaría que mi invento sirviera para reducir aún más los casos de SMSL aquí y ayudar fuera a los recién nacidos, para evitar estas muertes inexplicables".

Y, mientras llega el momento de acercarlo al público, Iria reconoce que ya está trabajando en otro proyecto que no tiene nada que ver con bebés, ya que son muchos los campos que la atraen "y aún no sabe por dónde tirar". Solo nos ha adelantado que "está relacionado con el cerebro".

Sin duda alguna, parece que esta investigadora tiene un gran porvenir por delante y seguro que seguimos oyendo hablar de ella. Esperamos que, en breve, sobre gran número de bebés que evitan una muerte prematura gracias a su invento, en el que solo ha invertido 170 euros, una cantidad insignificante que puede salvar vidas.

Fotos | Cedidas por Iria Ollera

En Bebés y Más | Amamantar durante al menos dos meses ayudaría a reducir a la mitad el riesgo de muerte súbita, Nunca te duermas con tu bebé en el sofá: unos padres comparten su dolorosa historia tras perder a su hijo de dos meses

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio