Compartir
Publicidad

Riesgos del tabaquismo pasivo para la salud de los niños

Riesgos del tabaquismo pasivo para la salud de los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque parezca difícil de creer, el humo del tabaco afecta a 700 millones de niños, la mitad de la población infantil mundial, por lo que este hecho se convierte en un problema de salud pública. Y no un problema alejado de nuestro entorno: España es el país donde más padres fuman delante de sus hijos, al menos en datos de hace unos años.

Aunque las nuevas legislaciones restrictivas pueden haber cambiado algo la situación. En cualquier caso, se sigue fumando delante de los niños y eso lo vemos cada día en nuestro entorno. Veamos cuáles son los riesgos del tabaquismo pasivo para la salud de los niños, incluso desde antes de nacer.

  • Fumar durante el embarazo es perjudicial para el feto en formación. Los hijos de madres que fuman durante la gestación tienen una mayor riesgo de tener un bajo peso al nacimiento, mayor frecuencia de infecciones respiratorias pulmonares durante los dos primeros años de vida. Además, fumar durante el embarazo es un factor de riesgo que aumenta la probabilidad de síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Los bebés expuestos al humo, incluso antes de nacer, tienen mayor riesgo de infecciones y altos niveles de agentes cancerígenos, incluso cuando existe lo que se denomina el humo de "tercera mano", que no es el humo directo sino los restos que quedan en un lugar donde se ha fumado.

  • El tabaquismo pasivo se ha asociado, en niños, a un incremento de enfermedades respiratorias (por ejemplo asma o neumonías) y también a un incremento de la incidencia de episodios de otitis media aguda.

  • El riesgo de que un niño se convierta en un futuro fumador, también aumenta si sus padres son fumadores.

  • El consumo de tabaco durante la adolescencia puede asociarse a otras conductas de riesgo (mayor probabilidad también de consumir alcohol y de incurrir, incluso, en conductas sexuales de riesgo).

Por fortuna, la normativas legales que se están llevando a cabo en algunos países para limitar o prohibir el consumo de tabaco en espacios públicos tienen alguna repercusión positiva sobre la salud de los niños. Ello anima a la promoción de iniciativas legislativas de este tipo y debe controlarse posteriormente el cumplimiento de las mismas.

Aunque está claro que las campañas informativas, las políticas sociales y sanitarias, la educación de la población tiene mucho que ver en un cambio de actitud en este sentido. Y sin duda el ejemplo paterno es fundamental, probablemente si nos concienciáramos en mayor medida de los riesgos del tabaquismo pasivo para los niños no se encenderían tantos cigarrillos en su presencia.

Foto | Jesslee Cuizon en Flickr En Bebés y más | Primero los niños, luego los fumadores, Prohibirán fumar en los parques infantiles y en los coches con niños, Los padres fumadores también afectan al feto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos