Compartir
Publicidad
¿Que no pasa nada por no vacunar? En 2017 se cuadruplicaron los casos de sarampión en Europa
Salud infantil

¿Que no pasa nada por no vacunar? En 2017 se cuadruplicaron los casos de sarampión en Europa

Publicidad
Publicidad

Que en 2017 se produjeran 35 muertes en Europa por culpa del sarampión es, según la OMS "una tragedia inaceptable". Así lo recoge en un artículo la revista médica BMJ que publica los estragos que esta enfermedad provocó el pasado año, aumentando un 400% los casos de contagio con respecto al 2016.

Ucrania, Rumanía e Italia fueron los países más afectados. Detrás de este brote se esconden diversas causas entre las que estarían los movimientos antivacunas, muy potentes en estos países, aunque no es el único motivo.

Cifras y países afectados

En 2017 la OMS registró 21.315 casos de sarampión en Europa (con 35 fallecidos) frente a los 5.273 del año anterior. Esto supone un incremento del 400%; una tragedia totalmente evitable con una correcta vacunación.

De los 53 países de la región europea, 15 sufrieron brotes con al menos 100 casos o más, siendo los más alarmantes, Rumanía con 5.562 afectados, Italia con 5.006 y Ucrania con 4.767 contagios.

Otros países con cifras altas de contagio y que también preocupan a las autoridades han sido: Grecia, donde se contabilizaron alrededor de 967 casos, Alemania con 927 contagios, Serbia con 702, Tajikistan con 649 y Francia con 520 casos.

En 2018 se han seguido registrando nuevos casos, y la OMS ya está tomando medidas para frenar los brotes existentes y prevenir la aparición de más contagios.

Estas medidas se están centrando en sensibilizar a la opinión pública, informar a la población de los principales países afectados y facilitar el acceso a las vacunas mejorando el soporte logístico.

"La eliminación, tanto del sarampión como de la rubeola, constituyen una prioridad de salud pública para las autoridades sanitarias de los países europeos debido al alto nivel de contagio que tiene esta enfermedad" - afirmó un portavoz de la OMS, según el diario ABC

España no está entre los países afectados, a pesar de que el pasado año se registraron brotes de sarampión en Barcelona que se han vuelto a repetir hace escasos días. Sin embargo, y a pesar de estos brotes esporádicos importados de otros países, España consiguió el año pasado la acreditación de país libre del sarampión.

Causas del brote de sarampión

Sarampion

Sin duda, los antivacunas son una de las principales causas que se esconden detrás de este brote, pero no es la única. Los recortes sufridos durante los últimos años en las campañas de vacunación de algunos países, y la vacunación incompleta son también algunas de las causas que han provocado el mayor brote de sarampión registrado en Europa.

En Rumanía, por ejemplo, a las campañas antivacunas del país se une un sistema sanitario debilitado que han provocado el descenso en la tasa de vacunación a un 86%, siendo lo recomendando por la OMS un 95%.

Otra de las causas de este brote sería la vacunación incompleta, y es que hay padres que vacunan a sus hijos con la primera dosis pero no les ponen la segunda porque quizá consideran que ya no es necesaria o simplemente se les olvida, y muchos de los problemas de contagio vienen también por este motivo.

La vacuna del sarampión forma parte de la triple vírica junto a la rubéola y la parotiditis. Según el calendario vacunal de este año de la AEP, se administra una primera dosis entre los 12 y los 15 meses y una segunda dosis de recuerdo entre los dos y los cuatro años.

Por tanto, se hace imprescindible mejorar las campañas de vigilancia para asegurar la completa vacunación, así como informar y concienciar a los padres sobre la importancia de completar todas las dosis.

Por otro lado, las autoridades sanitarias recuerdan que si una persona ha estado en contacto con un afectado por sarampión, deberá vacunarse en un plazo de 72 horas como medida preventiva.

Una enfermedad que puede complicarse

La OMS advierte que una persona infectada por sarampión puede contagiar hasta 100 personas de su entorno, y es que esta enfermedad vírica se propaga con mucha facilidad y rapidez a través de las secreciones de la nariz y la boca. Basta un estornudo o una tos para que las partículas se diseminen por el aire y entren en contacto con otra persona.

Los síntomas del sarampión son fiebre alta, tos, conjuntivitis y granos rojos por todo el cuerpo, pero en caso de complicarse podría derivar en otitis, neumonía o encefalitis. Estas complicaciones pueden afectar gravemente a algunas personas o incluso provocar la muerte, siendo los colectivos más vulnerables los bebés que aún no han sido vacunados, los adultos, las embarazadas y las personas inmunodeprimidas.

Y es que por desgracia, en más de una ocasión nos hemos hecho eco de noticias en las que niños de cualquier edad, e incluso bebés, han fallecido por culpa de complicaciones derivadas de esta enfermedad que podría haberse evitado con un simple pinchazo. Porque no vacunar hace peligrar la salud de todos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio