Compartir
Publicidad
Publicidad

Las campañas antivacunas propician el mayor brote de sarampión en décadas en Rumanía

Las campañas antivacunas propician el mayor brote de sarampión en décadas en Rumanía
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rumanía está viviendo el brote más letal de sarampión de las últimas décadas. Con más de 8.000 contagios y al menos 32 muertes, según indica El País, estas cifras se deben principalmente a las campañas "antivacunas" que han llevado a muchos padres a no vacunar a sus hijos.

Pero esta alerta por "no vacunación" no está sucendiendo sólo en Rumanía, países como Italia (del que, desgraciadamente hemos hablado en varias ocasiones) o Francia, cuya tasa de vacunación ha descendido por debajo del 95 por ciento, podrían suponer un serio problema para el resto de países de la Unión Europea.

Cerco a los "antivacunas"

El caso de Rumanía es especialmente preocupante, pues al potente movimiento antivacunas se une un sistema sanitario debilitado, que ha hecho que la cobertura vacunal del 95 por ciento que recomienda la OMS haya descendido a un 86 por ciento desde 2007, según los datos de su centro epidemiológico nacional.

vacunas

Pero esta caída en las tasas de vacunación no está ocurriendo únicamente en Rumanía, y los expertos se vienen haciendo eco de ello desde hace varios años. El Banco Mundial publicó hace tiempo un mapa en donde se podía ver cómo habían ido descendiendo las vacunaciones de los menores de 23 meses en los diferentes países, hasta llegar a los alarmantes casos de Italia y Rumania.

Según el diario Redacción Médica, el Centro Europeo de Prevención y de Control de Enfermedades (ECDC) considera que todavía hay seis países de la Unión Europea que cuentan con transmisión endémica del sarampión, y que son Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Rumanía.

Pero más allá del marco de la Unión Europea, en otros lugares como Estados Unidos o en el continente australiano, los movimientos antivacunas también están haciendo mella. En Australia, las tasas de vacunación descendían al 90% hace unos años, pero poco a poco están recuperándose gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno.

En Estados Unidos también han sufrido diversos brotes de sarampión desde que en el año 2000 esta enfermedad fuera erradicada. El último gran brote tuvo lugar en el parque Disneyland, lo que llevó a las autoridades californianas a exigir a los padres cumplir con el calendario de vacunación de sus hijos para poder matricularles en las escuelas.

Y es que a pesar de que la OMS no se cansa de alertar de lo peligroso que es no vacunar la imposición de vacunar por parte de los Gobiernos parece ser la única solución para frenar esta tendencia al alza y que acaba con la vida de miles de niños inocentes

En Italia, a partir del póximo curso escolar 2017-2018, los menores de seis años deberán cumplir con el calendario de vacunación para acceder a las guarderías y a las escuelas infantiles, medida que también llevará a cabo Francia y Rumanía, que además ha propuesto multar con 1.000 euros a los padres que no quieran vacunar a sus hijos en riesgo, una medida que, sin embargo, se está debatiendo en el Parlamento porque no convence a todos.

La no vacunación puede provocar la muerte

vacunar

Para la mayoría, el sarampión, es una enfermedad vírica leve aunque altamente contagiosa. Sin embargo, sus síntomas pueden agravarse mucho, o incluso causar la muerte si la contraen personas con problemas inmunológicos.

Por desgracia, en más de una ocasión nos hemos hecho eco de noticias en las que niños inocentes de cualquier edad, e incluso bebés, han fallecido por culpa de complicaciones derivadas de algo que podría haberse evitado con un simple pinchazo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos