Publicidad

Save the Children y pediatras recomiendan hacer un cierre del curso, adelantar el regreso a las aulas al verano y abrir los parques infantiles

Save the Children y pediatras recomiendan hacer un cierre del curso, adelantar el regreso a las aulas al verano y abrir los parques infantiles
Sin comentarios

Ayer la ministra de Educación, Isabel Celaá, anunciaba el regreso a los colegios de manera presencial en septiembre para todos los niños y adolescentes.

Save the Children y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) animan al Gobierno y a las Comunidades Autónomas a adelantar al verano la apertura de los centros educativos y escuelas infantiles, con precaución y teniendo en cuenta medidas de seguridad e higiene. Junto a los colegios piden también la posibilidad de jugar en parques infantiles y el acceso a la naturaleza y las actividades físicas.

Medidas de salud emocional

“El cierre de los centros educativos ha supuesto para los niños y niñas una merma en su aprendizaje, en su desarrollo y su bienestar social y emocional y tendrá un impacto mayor en los más vulnerables, ahondando la brecha social y las desigualdades ya existentes antes de esta crisis. Por ello, es necesario facilitar la vuelta a las aulas antes de septiembre”.

Así justificaba Andrés Conde, director general de Save the Children, la petición de adelantar la vuelta a los centros educativos este verano.

Además, por la salud emocional de los niños, la ONG y la AEPap piden al gobierno que se permita a los centros educativos hacer un cierre del curso 2019-2020, ya sea en formato evento o encuentros de despedida en grupos reducidos, y que los centros escolares puedan ofrecer actividades presenciales de apoyo y refuerzo educativo desde la fase 2, priorizando a los niños y niñas en situación de mayor vulnerabilidad.

Consideran esencial que se pongan en marcha las actividades de verano para compensar las carencias que hayan provocado el cierre de escuelas. Por eso, proponen que las comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos y entidades sociales ampliar la oferta educativa y de ocio de verano, que prioricen el acceso gratuito de familias con bajo nivel socioeconómico, y que incluyan una alimentación saludable y suficiente.

"Las actividades estivales deben incluir refuerzo educativo, ocio, trabajo psicosocial, y actividades para compensar el sedentarismo de los meses pasados".

Medidas para garantizar la salud física

Vuelta Clases

La AEPap y Save the Children han elaborado un informe, 'La nueva normalidad educativa y de ocio', en el que se ofrecen las pautas y requisitos necesarios para que los niños y niñas vuelvan con todas las garantías de seguridad a la educación presencial y participen en las actividades de verano para compensar el cierre de aulas.

Concepción Sánchez Pina, presidenta de AEPap, explica que los menores también se contagian y hay que protegerles:

“Aunque los niños, las niñas y adolescentes se infectan menos y sus síntomas suelen ser más leves, tienen también riesgo de contagiar y ser contagiados por el SARS-CoV-2. Por ello, en todas las propuestas de vuelta a las aulas se deben equilibrar el derecho a la salud y a la educación”.

Los pediatras y la ONG recuerdan la importancia de adaptar los medios para asegurar que los menores puedan regresar a clase en septiembre:

  • Incrementar las plantillas de personal docente y otros profesionales para cubrir el aumento de número de grupos de niños y niñas.

  • Poner en marcha medidas que permitan a las familias conciliar.

  • Dotar a los profesionales sanitarios de Atención Primaria, especialmente pediatras y enfermeras, de medios (tiempo, equipos de protección y acceso a pruebas diagnósticas) para realizar un diagnóstico precoz de infección por Covid-19 de las personas con síntomas y el seguimiento de los contactos.

Tras esta aclaración, AEPap y Save the Children plantean cinco medidas higiénico-sanitarias básicas.

1.- Distanciamiento físico y uso de mascarillas. Además de limitar los alumnos por clase (no más de cinco o seis en la etapa de 0 a 3 años de Educación Infantil), y reducir el aforo a las actividades de verano al 50% (con un máximo de 200 personas entre alumnado y profesionales), recomiendan que se realicen planes escalonados de entrada y salida, se alternen los periodos de descanso y de comida o se amplíe la jornada.

2.- Lavado de manos. Deberá hacerse al menos al entrar y salir de clase o de cada actividad, antes y después de cada comida o de usar el baño o después de sonarse la nariz, estornudar o toser.

3.- Desinfección de las zonas comunes. Instalaciones de agua, saneamiento, ventilación y gestión de residuos de los centros. Han de limpiarse y desinfectarse al menos una vez al día, así como el material escolar, deportivo y de juegos.

4.- Planes para el aislamiento ante casos de sospecha de infección. Habilitar un espacio específico que garantice la privacidad y esté provisto de equipos de protección adecuados para el aislamiento inmediato de la persona sintomática. Es necesario reforzar los planes de prevención de acoso escolar para evitar la estigmatización del caso confirmado a su vuelta a las actividades.

5.- Necesidad de informar y formar a la plantilla del centro, familias y alumnado acerca de la responsabilidad que tiene cada parte para limitar la propagación del virus.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La OMS advierte sobre la reapertura de colegios y señala cómo hacerlo, ¿estamos preparados?, Los curiosos sombreros de los niños chinos para mantener la distancia social en su vuelta al cole, Las impactantes imágenes de la vuelta al colegio en Francia, y de cómo logran que los alumnos mantengan la distancia social

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios