Compartir
Publicidad
Publicidad

Otro bebé es diagnosticado de un cáncer gracias a una foto con flash

Otro bebé es diagnosticado de un cáncer gracias a una foto con flash
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hace más de un año se hizo viral la noticia de que un bebé de tres meses se había quedado ciego por culpa del flash de una cámara muchos padres desactivaron corriendo los flashes de sus teléfonos móviles para evitar que algo así sucediera a sus hijos. Sin embargo, en Bebés y más explicamos que la causa de su ceguera no podía ser una foto con flash, entre otras cosas porque si fuera cierto habría hoy en día miles de bebés ciegos en todo el mundo por este motivo.

El caso es que el flash no solo no es tan malo (es muy molesto, eso sí, y por eso hay que evitarlo siempre que sea posible), sino que además puede resultar de ayuda en algunos casos concretos, como por ejemplo para descubrir una patología que un bebé ya tiene. Vamos, que el de hoy no es el primer bebé diagnosticado gracias al flash de una cámara, así que no podíamos titular esta entrada de otro modo: otro bebé es diagnosticado de un cáncer gracias a una foto con flash.

La bebé tenía ocho meses cuando se le hizo la foto

Según leemos en OkDiario, fue la madre, Jade Bell, de 27 años, quien hizo la foto. Al ver el resultado no pudo evitar fijarse en el reflejo blanquecino que provocó el flash al pasar la luz a través de la pupila, y sospechó que podría ser un signo de algo importante.

Fue entonces cuando pidió visita con el pediatra de su hija Tyraah, quien derivó el caso al hospital Royal Berkshire Hospital, en Reino Unido. Allí le hicieron diversas pruebas que fueron evaluadas en el Royal London Hospital, donde los médicos fueron quienes confirmaron que la niña tenía cáncer.

Tyraah tenía un retinoblastoma

La niña, de solo ocho meses, tenía ya un retinoblastoma cuando la madre le hizo la foto, así que lo que hicieron en el hospital fue estudiar el caso y realizar el diagnóstico que confirmaba el temor de la madre.

Así, la pequeña Tyraah inició los tratamientos y posteriores controles con la esperanza de que fuera una del 98% de niños que superan este cáncer, y así fue. Ahora la niña tiene casi tres años y lleva una vida casi tan normal como la de cualquier otro bebé, pues la enfermedad ha afectado muy poco a su visión.

Lo único que tiene que ir haciendo es acudir a una revisión cada ocho meses, para ver que todo siga bien y que la niña pueda seguir creciendo normalmente.

¿Que por qué nos enteramos de esto ahora? Pues porque la mamá decidió compartir su historia para hablar del cáncer, de la enfermedad de su hija, de lo duro que puede llegar a ser y de que, aunque parezca mentira, lo detectó ella misma, con una foto con flash.

En Bebés y más | Tienes la herramienta para detectar un retinoblastoma en tu hijo: el flash de la cámara de fotos, Una madre detecta un cáncer en el ojo a su bebé gracias a las fotos con flash del móvil, Menos revisiones oculares, más problemas de visión en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos