Publicidad

Una madre detecta un cáncer en el ojo a su bebé gracias a las fotos con flash del móvil

Una madre detecta un cáncer en el ojo a su bebé gracias a las fotos con flash del móvil
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos meses os hablamos de un bebé chino que tenía serios problemas de visión, según decían en las noticias, por culpa del flash de un móvil. Hablamos de él para desmentir la noticia, no porque el bebé no tuviera esos problemas, sino porque lo que sucedió fue que gracias a esa foto, que molestó mucho al bebé, acudieron al hospital, donde diagnosticaron una retinopatía que el bebé ya tenía.

Desde entonces hay mucha gente que va compartiendo la versión errónea, aconsejando que nunca se hagan fotos con el flash a los bebés, por riesgo a dejarles ciegos. Y digo errónea porque hay veces en las que parece que vale la pena que se te escape el flash, como puede ser en el caso que os explicamos hoy, de una madre que detectó un cáncer en el ojo a su bebé gracias a las fotos con flash del móvil.

Ese extraño brillo en el ojo...

Lo que sucedió es que Andrea Temarantz, madre de un bebé de tres meses, empezó a darse cuenta de que uno de los ojos de su hijo Ryder tenía un brillo extraño cuando las miraba en el móvil, como si la pupila fuera blanca. Luego observaba al bebé directamente y sus ojos eran aparentemente normales, así que se trataba de algo que la cámara captaba gracias al flash.

Ryder1

Esa mancha resultó ser un retinoblastoma, que es un tipo de cáncer que afecta a la retina del ojo, muy difícil de detectar, que muchas veces acaba resultando intratable porque cuando se detecta ya es tarde.

Una vez diagnosticado, el pequeño empezó a recibir el tratamiento oportuno para controlarlo, y como todo ha sido muy rápido (detección y tratamiento), los médicos consideran que Ryder, que además tiene síndrome de Down, no solo conservará el ojo sino que tiene cerca de un 99% de probabilidades de sobrevivir.

No es el primero

No es el primer bebé al que se le detecta un retinoblastoma del mismo modo, y es que el bebé que encabeza esta entrada no es Ryder, sino Davis, un bebé al que sus padres le vieron el ojo de diferente color en agosto del año pasado.

En ambos casos el flash fue determinante, tanto, que si le hubieran hecho las fotos siempre sin él no se habrían dado cuenta de la grave enfermedad, cuya temprana actuación es clave para que el tratamiento sea un éxito.

Entonces, ¿le hacemos al bebé las fotos siempre con flash?

No, tampoco es eso, básicamente porque es muy molesto, pero no está mal que de vez en cuando se le haga alguna con flash, queriendo o sin querer, para ver si el fondo del ojo es igual en ambos casos o si uno de los dos tiene ese extraño brillo que indica que algo puede estar yendo mal.

Vía | Ideal
En Bebés y más | Tienes la herramienta para detectar un retinoblastoma en tu hijo: el flash de la cámara de fotos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir