Publicidad

No todos los bebés de madres infectadas con Zika nacen con microcefalia

No todos los bebés de madres infectadas con Zika nacen con microcefalia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde que comenzó el brote del virus Zika en América Latina se han puesto en marcha todos los mecanismos de prevención par evitar contagios en zonas de riesgo. En España, se han diagnosticado hasta el momento 132 casos de zika, todos importados, de los cuales 19 son mujeres gestantes. En una de ellas, al realizarle la ecografía de las 20 semanas se detectó microcefalia en el feto, otras dos han dado a luz a bebés sanos, puesto que no todos los bebés de madres infectadas con Zika nacen con microcefalia.

Aún se desconoce el mecanismo por el cual los bebés de algunas mujeres que han contraído el virus son afectados por malformaciones que hacen que su cerebro sea más pequeño de los normal (microcefalia) mientras otros nacen con un perímetro craneal normal, aunque no se descarta que haya afectaciones a largo plazo.

El virus zika, descubierto en la década de 1940 en el bosque Zika, en Uganda, se ha expandido por Brasil y casi toda América Latina desde fines de 2015. El medio de contagio es la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que porta las enfermedades del dengue y la chikungunya.

Bebe-Zika

El virus Zika y la microcefalia

Desde que empezó a extenderse el virus, llamó la atención la enorme cantidad de niños que nacían con cabeza pequeña, especialmente en Brasil, el país más afectado por el zika.

Este mes, dos estudios con ratones publicados en las revistas Nature y Cell demuestran la relación del virus con la microcefalia. Han hecho una demostración en el laboratorio de cómo el virus es capaz de atravesar la placenta materna para causar serios daños en el sistema nervioso de fetos en desarrollo.

Científicos de las universidades de Washington (EEUU) y Sao Paulo (Brasil) -con la colaboración de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, NIH- han trabajado con dos modelos de ratones de laboratorio infectados con el virus Zika para analizar la acción del virus.

Los investigadores infectaron a ratas gestantes con el virus Zika. La mayoría de sus fetos falleció en menos de una semana y los que lograron sobrevivir lo hicieron con graves malformaciones. Observaron niveles de viremia 1.000 veces superiores a los de su torrente sanguíneo, lo que significa que el Zika no sólo es capaz de atravesar la placenta sino que una vez allí se multiplica significativamente.

En las ratas también se observaron características que se han observado igualmente en madres afectadas, como son placenta insuficiente, abortos y bajo peso al nacer.

Estas primeras investigaciones contribuyen a comprender mejor los mecanismos del virus y cómo afecta a los bebés en desarrollo dentro del útero. Esta información puede servir a partir de ahora para desarrollar posibles vacunas preventivas que permitan frenar la transmisión materno-fetal de la infección.

Aunque no existe una cifra clara al respecto, los especialistas recuerdan que no todas las embarazadas que se infectan de Zika en el embarazo dan a luz a bebés con microcefalia. Incluso hay un caso muy curioso de [dos gemelos nacidos de una madre infectada con zika](Los gemelos que podrían tener la cura para el virus Zika: uno de ellos nació sano): uno de ellos nació con microcefalia y el otro sano.

Algunos estudios hablan de apenas un 1-2% de los casos (otro trabajo brasileño eleva el porcentaje hasta el 29%), pero como muchas mujeres pueden pasar la infección por Zika sin síntomas, resulta difícil extraer conclusiones contundentes.

Vía | El País
En Bebés y más | Nace el primer bebé de una embarazada con zika en España

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios