Compartir
Publicidad
Publicidad
Muere en Francia un bebé de 10 días tras tomar el suplemento de vitamina D
Salud infantil

Muere en Francia un bebé de 10 días tras tomar el suplemento de vitamina D

Publicidad
Publicidad

Hace dos días saltó la alarma en Francia tras conocerse la noticia de que un bebé de 10 días había fallecido tras tomar el suplemento de vitamina D.

Dicha noticia llegó también a España, y son varias las personas que me han preguntado si pueden seguir dando la vitamina D a sus bebés, tal y como se recomienda desde hace algo más de dos años, o si en realidad están haciendo algo peligroso y sería preferible dejar de administrarlo.

¿Qué pasó con el bebé de Francia?

El bebé tenía sólo 10 días. Estaba con sus padres en su casa de París cuando decidieron darle su dosis de vitamina D con el preparado "Uvestérol D", que allí se administra a todos los bebés, como en España. Al parecer, nada más dárselo, el bebé empezó a mostrar signos claros de asfixia, llegando al hospital ya en situación de parada respiratoria. Allí, desgraciadamente, no pudieron hacer nada por él.

Ese mismo día se avisó al Director General de Salud, Benoit Vallet, y a la agencia del medicamento de Francia (ANSM), para que estudiaran la posibilidad de retirar el preparado cuanto antes. Sin embargo, pasaron los días y las autoridades no parecían decidirse a hacerlo hasta que se tuvieran claras las causas de la muerte del bebé: podría ser algún problema con el preparado (algún componente de la solución) o algún problema en el modo de administración de ese caso en particular.

Retirarán el fármaco por el método de administración

Vitamina D y retirada de fármaco en Francia

Según leemos en El Mundo, las autoridades francesas han decidido finalmente dejar de suministrar el suplemento porque todo apunta a que el problema con el bebé fue la manera en que se le dio la vitamina D.

Al parecer, el preparado viene con una jeringa que ya ha sido moficada en alguna ocasión para disminuir riesgos: hace años, venía con una jeringilla con un solo orificio que provocó algunos casos de asfixia momentánea en bebés menores de 2 meses. Desde entonces, se cambió por una con cuatro orificios laterales, para que el preparado no fuera de frente hacia la garganta del bebé, sino hacia los lados.

De todas maneras, se aconsejó que en el caso de los más pequeños se diluyera la cantidad precisa y se diera con una tetina, y que se administrara con el bebé en posición semi-sentada.

Pero como la jeringa va junto al preparado (para usarla con los bebés más mayores), el riesgo sigue existiendo si los padres de bebés pequeñitos hacen uso de ella.

Uvesterol

Por ello, como precaución, se ha decidido retirar por ahora el medicamento, tal y como afirma la ministra de Sanidad, Marisol Touraine:

Rogamos a los padres que, como medida de precaución, se abstengan de administrar Uvestérol D a sus hijos. El riesgo es el modo de administración del producto, no el preparado.

¿Y en España, no hay peligro?

No, porque el suplemento Uvésterol D no se suministra en nuestro país. En España tenemos otros preparados que se administran a los bebés directamente del frasquito, aunque también se pueden administrar con jeringuilla. El peligro es este, cogerlo con jeringa y administrarlo de tal manera que el bebé no ingiera el contenido, sino que lo aspire, que lo respire, y en consecuencia empiece a tener problemas para respirar (imagino que el hecho de ser un preparado oleoso lo hace aún más dañino).

Así, lo ideal es que lo demos en gotitas al bebé para que sea él quien lo trague al notar que le caen en la boca. El preparado de Kern, por ejemplo, se da en 6 gotitas cada 24 horas. Si da miedo volcar el frasco en la boca directamente, por si cayeran más de lo deseado, siempre pueden ponerse en una cucharita y de ahí a la boca.

Otro preparado que también se puede utilizar es Deltius, cuya dosificación es de 2 gotas cada 24 horas. En este caso el riesgo de asfixia es menor porque solo son 2 gotas, pero el riesgo de intoxicación por exceso de dosis es mayor por ser mucho más concentrado (si alguien se equivoca y en vez de dar 2 gotas da 2 ml al día, por ejemplo).

La vitamina D se administra como suplemento con el fin de que no haya carencias ni déficit en los niños en la edad en que más la necesitan, como factor importante en el desarrollo de los huesos y los dientes de los bebés (niños con déficit tienen más riesgo de sufrir caries), así como para prevenir ciertas enfermedades crónicas como el raquitismo.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Vitamina D y protectores solares, ¿cómo encontrar el equilibrio?, Déficit de Vitamina D en bebés y niños, Déficit de Vitamina D en los niños españoles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos