Compartir
Publicidad

Menos esperanza de vida en los niños obesos

Menos esperanza de vida en los niños obesos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La obesidad es un grave problema a solucionar, muchas de las enfermedades derivadas del exceso de peso son las responsables de acortar la esperanza de vida de los niños obesos cuando crezcan y alcancen la madurez, enfermedades cardiovasculares, diabetes, infartos, etc., todo ello puede reducirse drásticamente, simplemente cuidando el estilo de vida. Nosotros como padres debemos guiar a nuestros hijos en los hábitos y el estilo de vida que permita, no sólo aumentar la esperanza de vida, también su calidad.

A pesar de las iniciativas o las estrategias diseñadas para luchar contra la obesidad por parte de los gobiernos y demás instituciones, es fundamental la total implicación de los padres, no basta con aprender sobre estas cuestiones en las escuelas o en otros centros. Contamos con la suficiente información para concienciarnos sobre los graves perjuicios de la obesidad, basta con aplicar dicha información para garantizar un futuro mejor a los niños.

Curiosamente las estadísticas revelan todo lo contrario, en lugar de reducirse el número de niños obesos, las cifras aumentan, ahora un niño de cada cuatro sufre trastornos nutricionales (un 20%), algo muy distinto a lo que ocurría hace unos años cuyo índice solamente alcanzaba a un 5% de la población infantil. Los expertos indican que la base de este notable aumento se conforma por dos factores, la carencia de actividad física y la mala alimentación, dos cuestiones que deben ser solventadas a la mayor brevedad, y más si queremos garantizar un futuro mejor para nuestros hijos. ¿Qué se puede hacer?, a pesar de existir tanta información, tantas estadísticas o estudios científicos que muestran la gravedad de los problemas de sobrepeso y la obesidad, las cifras continúan aumentando. Quizás se debería actuar con mayor énfasis sobre la industria agroalimentaria, obligando a que la alimentación que proporcionan sea de mayor calidad (algunos ejemplos serían la bollería industrial, bebidas, productos precocinados, etc.), lo cierto es que a pesar de que se realicen más iniciativas, somos los padres los que podemos cambiar la actual situación de la balanza, la mayoría de estos problemas se gestan en el ámbito familiar.

Hay que velar por los intereses de nuestros hijos, nuestra conducta será determinante para que en un futuro puedan tener una calidad y una esperanza de vida mejores.

Vía | Granada Hoy En Bebés y más | Noticias sobre obesidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos