Compartir
Publicidad
Publicidad

Manifestaciones del TDAH en niños pequeños

Manifestaciones del TDAH en niños pequeños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es algo que no debe tomarse a la ligera es algo que todos nosotros tenemos claro. Por eso, es importante saber cuándo un niño padece este tipo de trastorno de verdad y cuándo no. Para ello, podemos guiarnos de una serie de aspectos que podemos ver en el niño.

Estas manifestaciones del TDAH en niños pequeños son orientativas, y obviamente siempre será el personal especializado quien confirme o desmienta nuestras sospechas sobre ni nuestro hijo o nuestra hija padecen, en verdad, este trastorno.

Debemos tener en cuenta que en los niños pequeños es difícil distinguir entre los problemas de conducta que son transitorios y los que son clínicamente significativos. De lo contrario, llevaríamos a cabo suposiciones que no son ciertas, y hay que tener cuidado de "etiquetar" a los niños.

Conducta

Ya hemos dicho antes que cuando los niños son pequeños es muy difícil diferenciar entre niños con TDAH y niños que tienen problemas de conducta típicos de su edad. Aún así, a nivel conductual, los padres y los profesores parecen coincidir cuando dicen que, en los niños con TDAH, existe una exageración de las conductas típicas de los niños en edad preescolar sin problemas atencionales.

Suelen ser niños excesivamente inquietos (en alguna ocasión me he encontrado con padres que han dicho que su hijo "parece que funciona con motor"), menos complacientes y con un carácter más negativo. Este exceso de actividad, inatención e impulsividad hace que niños con TDAH sufran con relativa frecuencia accidentes.

Por otro lado, las explosiones emocionales en forma de rabietas también son bastante frecuentes, tanto en casa, como en la escuela como en lugares públicos, lo que hace que los padres se sientan cuestionados muchas veces en lo referente a la educación de sus hijos.

En la escuela infantil y en los colegios, los pequeños con TDAH centran bastante menos su atención en las tareas del día a día que sus compañeros. Suelen ser muy inquietos y con bajo control de sus impulsos, además de poder llegar a presentar conductas desobedientes, desafiantes e incluso oposicionistas.

Tienen grandes problemas para jugar solos, ya que los juguetes no los utilizan para su finalidad (es decir, para jugar), sino para manipularlos e incluso romperlos. Cuando se deciden a jugar con otros niños, son incapaces de seguir las reglas del juego propuesto, no aceptan perder e intentan imponer su voluntad a los demás, lo que ocasiona que sus compañeros no quieran jugar con él y sea rechazado por los demás niños y excluidos de eventos sociales, como por ejemplo las fiestas de cumpleaños.

Nivel cognitivo y lenguaje

Cognitivamente se ha visto que niños de hasta cinco o seis años con TDAH presentan un bajo nivel de vigilancia, control motor y memoria de trabajo. A nivel lingüístico, por otro lado, cabe destacar que la mayoría de los preescolares con TDAH tienen una peor predisposición hacia la lectoescritura, lo cual va a afectar a sus habilidades lectoras y escritoras posteriores.

Esto puede deberse, principalmente, a que los niños y niñas con TDAH presentan un rendimiento significativamente más bajo en aspectos tales como las habilidades perceptivo-visuales (por ejemplo, coordinación viso -espacial) reconocimiento de diferencias espaciales, conciencia silábica, memoria de fonemas y orientación derecha-izquierda. Todos estos factores se encuentran directamente relacionados prerrequisitos necesarios para un rendimiento de lectura y escritura adecuados.

Conclusión

Hemos visto que el TDAH no se presenta casi nunca como un trastorno único, sino que suele verse asociado a otros problemas tales como problemas de conducta, emocionales, sociales, perceptivo-motrices o de lenguaje. Todos ellos, condicionan en gran manera los resultados a largo plazo de los niños que los padecen.

Es necesario prestar atención a las manifestaciones del TDAH en niños pequeños ya que es muy importante el poder realizar un diagnóstico y una intervención lo más temprana posible; de este modo, mejoraría considerablemente desarrollo de niños y niñas con TDAH.

Foto | woodleywonderworks en Flickr En Bebés y más | ¿Tiene mi hijo Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad?, ¿Está el TDAH sobrediagnosticado?, No me lo creo: uno de cada diez niños estadounidenses padece TDAH

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos