Compartir
Publicidad

Los ruidos fuertes modifican el cerebro: cuida los oídos de tu bebé

Los ruidos fuertes modifican el cerebro: cuida los oídos de tu bebé
0 Comentarios
Publicidad

El bebé es un ser oyente desde que se encuentra en el útero materno. Aproximadamente a las catorce semanas comienza a oír los sonidos provenientes del exterior y alrededor de las 22 semanas el oído ya ha completado su desarrollo, por tanto debemos cuidar los oídos del bebé incluso desde el vientre materno.

Un estudio reciente sobre los efectos de la exposición al ruido ha concluido que los ruidos fuertes modifican el cerebro hasta el punto de que influye en la interpretación del habla, provocando una creciente dificultad para distinguir los sonidos del discurso.

Según el último estudio de la Escuela de Ciencias Conductuales y Cerebrales de la Universidad de Texas en Dallas publicado en la revista Ear and Hearing, la publicación oficial de la American Auditory Society, escuchar de forma continuada algún sonido o ruido demasiado alto no sólo provoca sordera con el tiempo, sino que también afecta a la zona del cerebro que procesa sonidos.

Aunque el estudio fue realizado en ratas, observaron que esta zona se iguala a una región cerebral del ser humano cuya función es procesar sonidos relacionados con el habla, de modo que exponer al bebé a ruidos fuertes, incluso desde el vientre materno, podría repercutir en un deficiente desarrollo del habla.

Vía | Xatakaciencia
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Por un embarazo sin ruidos, Desarrollo de la audición en el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio