Un estudio encuentra una "asociación significativa" entre el uso de pantallas al año de edad con trastornos del espectro autista a los tres años

Un estudio encuentra una "asociación significativa" entre el uso de pantallas al año de edad con trastornos del espectro autista a los tres años
Sin comentarios

Desde hace algunos años, el uso de pantallas por parte de los niños ha sido objeto de múltiples estudios, cuya finalidad ha sido entender de qué manera pueden afectar o beneficiarles. A la fecha, sabemos que el uso de pantallas debe ser limitado y de forma responsable, y que en el caso de los más pequeñitos es mejor evitar usarlas.

Ahora, una nueva investigación aporta otro motivo más por el que no es recomendable que los bebés sean expuestos a pantallas, pues encontró que existe una asociación entre el uso de estas durante el primer año de vida,  con trastornos del espectro autista (TEA) a los tres años de edad.

El estudio

Publicado en la revista Jama Pediatrics, el estudio realizado en Japón dio seguimiento a 84.030 parejas de mamás y bebés, utilizando la información proporcionada por otro estudio grande realizado en el mismo país.

Cuando sus hijos tenían un año de edad, se pidió a las madres que respondieran unas preguntas relacionadas con la cantidad de horas al día que sus hijos veían televisión. Al cumplir tres años de edad, se volvió a repetir la misma pregunta y además, si habían recibido algún diagnóstico de trastorno del espectro autista, incluyendo autismo o Asperger.

Tras analizar los datos y realizar los ajustes necesarios, el equipo encontró que existía una relación entre el uso excesivo de pantallas a la edad de un año con un diagnóstico de TEA a los tres años: a mayor uso de pantallas, mayores probabilidades de recibir este diagnóstico, pero que esto solamente sucedía en los niños y no en las niñas.

Si bien el estudio no muestra una relación causal entre ambos, los investigadores comentan estos son datos importantes, por lo que es necesario continuar revisando a fondo los efectos del uso de pantallas. Aunque otros estudios han demostrado que también podrían tener su lado positivo, lo mejor es evitar que los bebés y niños pequeños pasen demasiado tiempo frente a ellas.

En Bebés y más | La Academia Americana de Pediatría publica nuevas recomendaciones para el uso de tablets, móviles y tele por parte de los niños

Temas
Inicio