Compartir
Publicidad
Publicidad

Erupciones y marcas de nacimiento más frecuentes en los recién nacidos

Erupciones y marcas de nacimiento más frecuentes en los recién nacidos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos recién nacidos pueden presentar erupciones y marcas de nacimiento. La mayoría de ellas desaparecerán rápidamente sin necesidad de recibir tratamiento alguno, pero algunas pueden ser permanentes.

A continuación, te contamos cuáles son las erupciones y marcas de nacimiento más frecuentes en los recién nacidos:

Hemangloma plano o “picotazo de cigüeña”: son manchas de un color rosado intenso, generalmente localizadas en el puente de la nariz, la parte baja de la frente, los párpados superiores, la base de la cabeza y el cuello. Son las manchas más habituales en los bebés recién nacidos, sobre todo en los que tienen piel clara. Desaparecen durante los primeros meses.

Manchas mongólicas: son zonas extensas y lisas de la piel muy pigmentadas, que parecen azules o verdes (como los moretones) y suelen aparecer en las nalgas o en la espalda. Son muy comunes, sobre todo en los bebés de piel morena. Suelen desaparecer cuando el niño está en edad escolar y no revisten ninguna importancia. Melanosis pustulosa: son pequeñas ampollitas que se secan rápidamente y se pelan, dejando manchitas oscuras muy parecidas a las pecas. Algunos bebés solamente presentan estas manchitas, lo que indica que tuvieron la erupción antes de nacer. Las manchitas desaparecen al cabo de varias semanas.

Acné miliar o “milia”: son granitos blancos o amarillos que aparecen en la punta de la nariz o la barbilla, provocados por las secreciones de las glándulas sebáceas de la piel. Se trata de acumulaciones de grasa que parecen tener volumen, pero son casi planas y suaves al tacto. Desaparecen al cabo de 2 o 3 semanas.

Miliaria: diferente a la anterior, aunque de nombre similar, se trata de una erupción de pequeñas ampollas elevadas llenas de líquido. Este líquido es una secreción normal de la piel y puede ser transparente o de color lechoso. La miliaria suele desaparecer al lavar la piel del bebé.

Eritema tóxico: es una erupción de pequeñas manchas rojas con elevaciones de color blanco-amarillento en el centro. Generalmente aparece el día siguiente al parto y suele desaparecer sin tratamiento durante la primera semana.

Hemangioma capilar: son zonas rojas prominentes de textura rugosa. Durante la primera semana pueden ser de color blanco o pálido, pero más tarde se vuelven rojas. Son provocadas por la dilatación de los vasos sanguíneos de las capas más superficiales de la piel. Van aumentando de tamaño durante los primeros meses y después disminuyen progresivamente sin necesidad de tratamiento.

Manchas tipo “vino de oporto”: son áreas de la piel extensas y lisas de formas irregulares y de color rojo o morado. Son provocadas por un exceso de vasos sanguíneos bajo la piel. Estas manchas no desaparecen sin tratamiento. Pueden ser extirpadas por un cirujano plástico o un dermatólogo pediátrico cuando el niño sea mayor.

Si has identificado alguna de estas manchas o sarpullidos en la piel de tu bebé te sugerimos que le plantees al pediatra tus preguntas e inquietudes, pues será él quien determine el tratamiento adecuado en caso de corresponder.

Más información | Pediatric Advisor En Bebés y más | La delicada piel del bebé | Cuidar la piel de tu bebé es muy importante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos