Compartir
Publicidad

Descubren el proceso cerebral implicado en la muerte súbita infantil

Descubren el proceso cerebral implicado en la muerte súbita infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La muerte súbita es uno de los fantasmas que más aterrorizan a los padres de bebés. Aunque se conocen cada vez a más factores de riesgo asociados a este síndrome, son muchas las preguntas que quedan por resolver. Una nueva investigación parece haber descubierto el proceso cerebral implicado en la muerte súbita infantil.

No se sabe aún qué lo desencadena, es decir el por qué, pero sabemos algo nuevo sobre el mecanismo que se produciría en el cerebro del bebé.

El estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Macquarie en Sidney (Australia) y publicado en la revista The Journal of Physiology arroja luz sobre las áreas del cerebro que podrían estar implicadas en el síndrome de muerte súbita infantil, también conocida como "muerte blanca".

Han identificado la coordinación extremadamente compleja de dos áreas del cerebro que funcionan en conjunto para controlar la respiración y la deglución, para permitir respirar sin asfixiarse. Y creen que un fallo en este mecanismo podría estar detrás del síndrome de muerte súbita infantil.

Cuando funciona normalmente, ante un agente irritante une las cuerdas vocales e inicia la tos y la deglución. Es un reflejo protector vital para no asfixiarnos, y más lo es en los bebés, que suelen regurgitar los líquidos y acumularse saliva en su garganta.

El mecanismo podría interrumpir ese reflejo, por una causa aún desconocida, y producir que se detenga la respiración durante largos periodos. La falta de respiración provoca un descenso de los niveles de oxígeno en sangre, la tasa sanguínea se ralentiza y la sangre es redirigida al cerebro, pudiendo causar daño cerebral e incluso la muerte.

El siguiente paso es conocer por qué estas regiones deciden no actuar anulando esa respuesta protectora que evita que el agente irritante (saliva, líquido o cualquier otro) entre en los pulmones. Las anomalías en este reflejo podrían subyacer a una variedad de condiciones que amenazan la vida, incluída la muerte súbita del lactante (SMSL).

En cierto modo, la investigación avala la teoría de que el uso del chupete podría reducir el riesgo de muerte súbita, ya que al succionar el chupete, el bebé mueve la lengua hacia delante y hace que las vías respiratorias se abran más.

Son todos descubrimientos que aunque no son concluyentes, sí que van acercándose poco a poco a desentrañar este fenómeno que sigue suponiendo la causa de fallecimiento de entre 1 y 3 lactantes por cada 2000.

Vía | Europa Press Foto | Bug-E en Flickr Más información | The Journal of Physiology En Bebés y más | La muerte súbita podría estar relacionada con bacterias, según un estudio, Un nuevo descubrimiento sobre la muerte súbita

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos