Publicidad

¿No sabes cuándo hacer ejercicio? Cinco ejemplos de madres que lo hacen con sus bebés

¿No sabes cuándo hacer ejercicio? Cinco ejemplos de madres que lo hacen con sus bebés
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hacer ejercicio es saludable. Siempre. Antes del embarazo, durante el embarazo y después del embarazo. Lo que pasa es que muchas mujeres no se encuentran demasiado bien durante el embarazo, y dejan de hacerlo, y muchas no se sienten con fuerzas suficientes una vez ya son madres, por aquello de que se duerme poco y mal y el bebé reclama mucha atención y "chupa" mucha energía.

Cuando pasan las semanas, quizás los meses, muchas madres sienten que podrían hacer algo de ejercicio, pero el tener al bebé, o incluso más hijos en casa, les hace pensar que no hay momento en que hacer ejercicio. La realidad, en cambio, es que sí lo hay, si incluyes al bebé en la rutina. No tienes la misma libertad que estando sola, obviamente, pero es una solución, por eso hoy os vamos a mostrar cinco ejemplos de madres que hacen ejercicios con sus bebés.

La primera es una madre cuyo vídeo lleva unos días corriendo por las redes sociales. Una auténtica "máquina" de mujer que, probablemente, lleva mucho tiempo haciendo ejercicio, pues lleva a cabo una rutina bastante avanzada. No es apta para mujeres que quieren empezar, pero es todo un ejemplo de a lo que se puede llegar a aspirar:

La siguiente es una rutina más simple. Se trata de trabajar el core durante unos 15 minutos (el core vendría a ser toda la zona que interviene en lograr que siempre tengamos una postura correcta: abdomen, músculos laterales y espalda), pero a un nivel más básico. Vamos, que si llevas poco tiempo haciendo ejercicio, puede ser buena idea hacer algo así:

La que viene a continuación sería también considerada tranquila, pero con más ejercicios y más dinamismo. No es de las que hagan sudar, pero es ideal si tienes un bebé chiquitín. Buena idea si lo que quieres es ir tonificando:

Si eres de las que tiene poco tiempo, a veces vale más hacer algo que te robe solo unos pocos minutos, pero más intenso. La siguiente rutina es bastante corta, pero seguramente te hará sudar. Si sabe a poco, siempre puede repetirse de nuevo y hacerla dos veces (o tres, o cuatro,...):

La última es la más larga, pero no la más intensa. Sería la continuación de la segunda y la tercera, lo que viene después. Un poco más de intensidad durante más rato, para hacer más ejercicios y tocar más músculos. Si se os hace muy larga siempre podéis ir alternándola con alguna de las anteriores:

¿Qué os parece? ¿Os veis en estas lides? A mí me parece una gran idea para aquellas mamás que quieren hacer ejercicio, la verdad.

Foto | Thinkstock
En Vitonica | Vuelve a estar en forma tras el embarazo con Bebé-Pilates
En Bebés y más | Hacer ejercicio con el bebé: una experiencia especial y práctica

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir