Publicidad

Las migrañas en el embarazo pueden provocar hipertensión y complicaciones de salud al bebé

Las migrañas en el embarazo pueden provocar hipertensión y complicaciones de salud al bebé
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Bajo peso al nacer, parto prematuro, parto por cesárea, síndrome de dificultad respiratoria y convulsiones febriles, son algunos de los efectos adversos que la migraña puede ocasionar al bebé cuando la madre sufre migrañas, además de hipertensión.

Estas son las conclusiones de un estudio del Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca), publicado en la revista 'Headache'.

La investigación titulada 'Resultados neurológicos del embarazo, nacimiento, neonatales y postnatales después del embarazo con migraña', estudió a 22.841 embarazadas que sufren migrañas (16.861 ya con hijos) y 228.324 embarazos coincidentes en edad y año de concepción, de mujeres sin migrañas (170.334 con hijos).

Los resultados concluyeron que es la migraña en sí misma, y no el tratamiento para paliar sus efectos, la que provoca complicaciones en el embarazo.

Según explica el autor principal, Nils Skajaa, del Departamento de Epidemiología Clínica del Hospital Universitario de Aarhus:

La migraña, vinculada con mayores complicaciones durante el embarazo

"La migraña es una afección discapacitante, común entre las mujeres en edad reproductiva. Las evidencias muestran que la migraña en el embarazo puede conducir a complicaciones adversas para la madre y el niño, pero el tratamiento puede reducir estos riesgos".

El peor dolor de cabeza, también en el embarazo

De acuerdo con una revisión bibliográfica sobre la migraña y la gestación, la migraña es el problema neurológico más frecuente durante el embarazo, aunque la intensidad puede variar entre cada mujer.

Entre el 60% y 70% de las mujeres que padecen migraña mejoran sensiblemente sus síntomas durante el embarazo por la ausencia de las fluctuaciones de los estrógenos.

Pero hay un 30% de embarazadas que no siente mejoría en los episodios de migraña, e incluso un 5% de ellas detalla un empeoramiento.

Y es que a migraña es uno de los peores dolores de cabeza que podemos experimentar. Muchas veces es tan intenso, que impide que se puedan realizar las actividades diarias de manera normal. Y a eso hay que añadir malestares asociados como mareos, náuseas, vómitos y fatiga.

Existen algunos medicamentos que se pueden tomar en el caso específico de migrañas en el embarazo y que solo pueden ser recetado por el médico. Nunca se debe seguir el tratamiento anterior al embarazo sin consultar con el especialista, para evitar posibles malformaciones en el bebé.

Por eso, este estudio es una buena noticia para aquellas mamás que sufren estas duras cefaleas surante la gestación, porque parece que es la propia migraña la que causa efectos secundarios, no el tratamiento para combatirla.

Vía | Wiley

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir