Compartir
Publicidad

La OCU analiza las cremas de protección solar: "mejor las del súper"

La OCU analiza las cremas de protección solar: "mejor las del súper"
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estás embarazada, entras en Bebés y más y lees que esto de estar embarazada en verano es genial, pues todo son ventajas. Luego lees que no pasa nada si el sol te da en la tripa, así que te animas a ir a tomar un poco el sol, previo paso por la farmacia para comprar una buena crema.

Y es que claro, estás embarazada, momento para cuidarte más que nunca y momento en que el dinero no importa, importa la salud. El problema es que te gastas un dineral en una crema para el sol de la farmacia y resulta que, si te hubieras acercado al súper a coger la de la estantería que hay al lado de la caja habrías comprado una mejor, según explica la OCU.

Lo peor viene cuando te das cuenta, además, de que la crema que acabas de pagar con la tarjeta de crédito promete una protección que no cumple. Te sientes más engañada y estafada que nunca y te das cuenta de que, una vez más, lo barato no siempre sale caro, y que adoptas una nueva frase en tu refranero: lo caro sale caro, pese a que tampoco se cumplirá siempre.

Mejor las del súper

Así es como nos presenta la OCU su análisis, diciendo que las mejores cremas las puedes comprar en cualquier supermercado. Han analizado un total de 15 cremas con factor 30, mirando cuál es el factor de protección real, cuál es la resistencia al agua, la fotoestabilidad, las propiedades cosméticas y cómo es el etiquetado, además del precio de cada una.

Sorprende que las tres mejores cremas de la comparativa se pueden comprar en cualquier supermercado y que el precio es como dos o tres veces menor que cremas peores, de venta en farmacias.

Comparativa cremas OCU 2

Poniéndoles nombres a las ganadoras, la OCU considera que la mejor de las cremas analizadas es la "Babaria Leche Solar Aloe Vera SPF 30", que tiene un precio de entre 9,70 y 11,90 €, y que queda puntuada con un 88 sobre 100, la segunda es la "Nivea Sun Protege & Broncea Leche Solar 30", con un precio de entre 9,13 y 13,99 €, puntuada con un 83, y la tercera es la "Nivea Sun Leche Solar Hidratante 30 Alta", que cuesta entre 8,49 y 13,60 €, con 80 puntos. Los precios de todas ellas son para los envases de 200 ml.

¿Y las que se venden en farmacias?

En cuarta, quinta y sexta posición llegan tres cremas que sólo pueden comprarse en farmacias y parafarmacias, de las marcas Avène, Eucerin y Vichy, con precios que van desde los 14,25 a los 27,95 €, llevando menos cantidad que las primeras (puntúan 73, 72 y 64).

Sorprende que otra de las cremas "de farmacia", de la marca La Roche Posay (Anthelios Smooth Lotion SPF30), se sitúa en la penúltima posición, con una puntuación de 35 y un precio entre 20,95 y 30,20 € (por 300 ml), entre otras cosas por anunciar una protección que no cumple. Al ser realmente de menor factor al que anuncia los usuarios pueden sentirse falsamente seguros y poner en riesgo su piel.

La peor de las analizadas

Comparativa cremas OCU 3

Otra de las que no cumple con lo que promete es la crema de Biotherm Lait Solaire SPF30, que se compra en perfumerías y tiene un precio de entre 18,40 y 31,10 € por 130 ml y cuya puntuación ha sido de 18, siendo la peor de todas y, a la vista del resultado, nada recomendable.

El etiquetado y el contenido, más leña al fuego

A la hora de valorar el etiquetado y los componentes de las cremas la OCU se ha dado cuenta de que muchas utilizan el término "hipoalergénica", sin poder realmente asegurar que no producirá alergias, pues luego añaden al mismo tiempo fragancias (que sí pueden provocar reacciones), que añaden también que la crema está "dermatológicamente testada", que no quiere decir nada de nada, porque no hay ninguna norma que lo regule y que "libre de parabenes" tampoco hace que sea más fiable, pues la crema puede contener otros disruptores endocrinos. Incluso hay cremas cuyo etiquetado no está en castellano o que hace uso de una letra tan pequeña que es prácticamente ilegible.

¿Disruptores endocrinos?

Sí, algunos filtros solares y algunos conservantes tienen la capacidad de imitar la acción de los estrógenos, afectando a nuestro sistema hormonal. En personas sanas pueden no ser demasiado problemáticas, sin embargo no se recomiendan en embarazadas ni en niños. La crema Babaria, que es la mejor crema de las analizadas, lleva sin embargo propilparaben, un conservante que puede tener ese efecto.

Más control, más rigor

Por todo ello, por lo terrible que es que cuatro de las cremas no alcancen el nivel de protección solar que marcan en el etiquetado y por las "trampas" comerciales que ofrecen una falsa confianza a los consumidores, entre otras cosas, la OCU pide que haya más control por parte de las administraciones y más rigor en todo el proceso. La población ya lleva unos años concienciada en que es necesario protegerse del sol para evitar problemas. Ahora falta lo más importante, que los fabricantes estén a la altura y hagan productos que de verdad nos ayuden a protegernos.

¿Y los niños?

Bebés y playa

Estas cremas no llevan el subtítulo "para niños", pero como aquí hablamos de mujeres embarazadas y también de sus hijos, os explico un poco lo recomendable.

Lo primero es tener el horario controlado, evitando las horas de sol que van desde las 12 del mediodía a las 16 de la tarde. Si nuestro hijo es pequeñito, digamos menor de un año, debería estar además debajo de una sombrilla, pero con crema, pues las sombrillas dejan pasar un 30% de radiación indirecta.

Si el bebé es menor de 6 meses suele recomendarse no aplicarles crema, por el riesgo de producir reacciones alérgicas. Lo recomendable en estos casos, lo que yo siempre he hecho, es utilizar cremas con filtro físico. Todas las cremas analizadas por la OCU tienen filtro químico, que se absorbe por la piel. El filtro físico no se absorbe y por eso son más seguras para los bebés. El cambio de una por otra se hace hacia el año o año y medio, utilizando siempre cremas con factores elevados.

A las 2-3 horas, como se aconseja con cualquier persona, deberíamos volver a poner crema, aunque yo si voy a la playa con un bebé lo que haría sería coger los bártulos e irme a casa (o a zona sombreada, al menos).

ACTUALIZACIÓN: Tres de las marcas afectadas por el análisis de cremas de protección solar de la OCU desmienten los resultados, podéis leer todo acerca de los comunicados emitidos por las tres marcas en este artículo.

Vía | Revista impresa OCU Salud Junio-Julio 2013, OCU Foto | Sunny Ripert, Donnie Ray Jones en Flickr En Bebés y más | Vitamina D y protectores solares, ¿cómo encontrar el equilibrio?, Protección solar durante embarazo, lactancia e infancia: mejor sin PABA, Proteger del sol a los niños en verano: ¿cómo y cuánto?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio