Publicidad

El dolor de muñeca de las nuevas madres (por llevar al bebé en brazos)‏

El dolor de muñeca de las nuevas madres (por llevar al bebé en brazos)‏
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unas semanas que has tenido a tu bebé. Tu esperado bebé. Llevas tiempo leyendo Bebés y más y has leído en tantas ocasiones que a los bebés no hay que dejarles llorar que se pasa el día en tus brazos o en los de papá.

Bien, igual no lo has leído aquí, o simplemente sale de ti. Nace de tu interior la necesidad de apaciguar su malestar, de calmar su llanto y de tratar de devolverle la tranquilidad que ha perdido. El caso es que llevas unos días con un dolor de muñeca cada vez más fuerte y cuando se lo has comentado al papá te ha dicho que "qué curioso", porque él también tiene ciertas molestias. Es una tendinitis de muñeca y aparece por eso, por coger o llevar mucho al niño en brazos.

Más habitual de lo que parece

Quizás penséis que es extraño y que no lo habíais oído nunca, pero es muy habitual. En mi casa, por ejemplo, lo padecimos los dos (ella más que yo, pues ha pasado más tiempo con ellos que yo) y nos sucedió con los tres hijos, cuando eran bebés. Para sujetarlos, para llevarlos en brazos y para hacerlo a menudo con una mano, por eso de dejar la otra libre, el brazo adquiere una posición como de "cuchara" y la mano se flexiona de más, con el fin de hacer el agarre más seguro.

El problema es que esa hiperflexión de la muñeca no es habitual. No estamos acostumbrados a ella y cuando sucede muchas veces durante un tiempo el tendón acaba por quejarse, inflamándose y produciendo dolor. Así es como aparece la tendinitis de muñeca.

Los tendones de la muñeca están poco protegidos

Quizás penséis "pues vaya, con la de músculos y articulaciones que participan a la hora de coger a un bebé y tienen que sufrir precisamente las estructuras de la muñeca", y es cierto. Utilizamos la espalda, el hombro, los brazos, y resulta que sufre la que menos fuerza hace, que es la muñeca. Esto es porque los tendones de la muñeca están muy poco protegidos, hay muy poco músculo que ayude a sostener.

Para entender esto os hablaré de la rodilla, una articulación de la que mucha gente se queja. La rodilla, por el peso, por el ejercicio, duele a mucha gente. Hay quien, en un error habitual, por el dolor que le produce o la molestia, decide dejar de hacer deporte: "no puedo, porque si hago deporte luego me duele la rodilla". Es un error, precisamente, porque los músculos que rodean a la articulación se quedan sin fuerza y entonces, todo movimiento que haga la persona dependerá de la rodilla. Cuando duele, lo recomendable es hacer ejercicios de fuerza para darle potencia y resistencia a los músculos. De ese modo, cada movimiento será llevado a cabo por esos músculos y de ese modo estarán protegiendo a la articulación. Pregunta a los corredores qué hacen cuando les duele la rodilla al correr. Te dirán que se meten en el gimnasio a machacar las piernas para ganar fuerza y potencia en ellas, y que a partir de ese momento, las rodillas dejan de doler.

Pues bien, la muñeca no tiene apenas músculo alrededor que la proteja y por eso es la primera en decir "me duele". Y los síntomas son esos, un dolor que te da la sensación de que se irá si haces algunos giros con la muñeca, como si "crujiéndola" se vaya a poner en la posición correcta y va a dejar de doler, pero sin que eso llegue a pasar. A veces el dolor es tal que asciende hacia el codo e incluso hasta el hombro, y las noches suelen ser duras en este aspecto.

Como tratar una tendinitis de muñeca

Llevar al niño en brazos

Lo ideal, si el dolor es fuerte, es acudir al médico para que eche un vistazo. Lo más probable es que recomiende tomar antiinflamatorios y quizás algún ejercicio que incluya masajes, estiramientos, aplicación de hielo en la zona del dolor y reposo. "Sí, reposo, con un niño, ¿cómo?" Pues como se pueda. Si el dolor es sobre todo cuando lo llevas en brazos tendrás que encontrar la manera de cargarlo sin sujetarlo constantemente de ese modo. Quizás un fular o mochila portabebé te vaya bien para liberar las muñecas. Quizás durante unos días pueda ayudarte más papá, o algún familiar, para no hacer siempre tú el gesto de cogerle.

Es un tiempo, luego el dolor va desapareciendo y al final es solo un recuerdo, pero es molesto porque el tratamiento es complicado de seguir. Si no hubiera bebé, perfecto, en pocos días está solucionado, pero como la causa de la tendinitis es el mero hecho de cuidar de tu hijo, la recuperación es mucho más lenta.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Cómo aliviar el síndrome del túnel carpiano, Adormecimiento y dolor de las manos en el embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir