Publicidad

Aprovechar el parto para hacerse cirugía es un error que cometen muchas famosas

Aprovechar el parto para hacerse cirugía es un error que cometen muchas famosas
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sale una famosa de la clínica donde ha dado a luz y todo el mundo se sorprende porque se le ve estupenda. Entonces al pasar los días, aparece en una sesión de fotos y parece que no ha tenido hijo alguno, porque tiene un cuerpo con poca o ninguna huella de haber gestado un bebé y los titulares hacen énfasis en la velocidad con que ha recuperado la figura.

¿Que cómo es posible? Pues algunas porque desde que tienen al bebé se centran en perder peso rápidamente y fortalecer con mucho ejercicio, otras porque son así y otras porque tienen al bebé por cesárea y aprovechan la intervención para hacerse los retoques estéticos necesarios, algo que es un error por el riesgo innecesario al que se exponen.

Dieta y ejercicio

El modo más sano de perder peso y recuperar la figura después del embarazo es mediante una alimentación equilibrada y ejercicio. Y si le añades lactancia materna, aún mejor, porque producir y dar leche gasta muchas calorías a lo largo del día.

Las que por genética quedan igual al dar a luz

No sé si son muchas o pocas, pero hay mujeres así, y para muestra un botón, mi botón, que es mi mujer, que en sus embarazos no llegó a ganar nunca más de 10 kgs, y no fue precisamente por comer poco, porque comía lo que no está escrito. Pero mira, engordó poco, dio a luz, y enseguida estaba como siempre sin hacer nada para conseguirlo.

"Me haces cesárea y, de paso, me dejas estupenda"

Y la otra opción es la de dar a luz mediante cesárea y aprovechar la anestesia y la intervención para dejarte lo mejor posible. Pero es un error. Como hemos podido leer en El Mundo, desde los Hospitales Nisa declaran que hacer esto es aumentar los riesgos de que algo vaya mal, por el mero hecho de anteponer la belleza a un proceso natural:

Pudiéndose tener un parto natural, elegir la cesárea es siempre un error (la cesárea no deja de ser una cirugía mayor y, como tal, implica unos riegos, además de una recuperación mayor que en un parto natural) [...] La cesárea supone un estrés quirúrgico para la madre que no se debe agravar con ninguna otra intervención electiva. No es una ventaja en ningún término, sino añadir riesgo innecesario. Además, lo más adecuado es esperar a que los tejidos recuperen, biológicamente, su forma y posición, para saber cuánto hay que corregir para obtener un resultado preciso.

Y sugieren que lo adecuado es esperar al menos 6 meses para que todo esté más asentado y pueda llevarse a cabo la cirugía con más garantías de éxito y menos riesgo.

Pero claro, ¿qué gracia tiene salir a los 6 meses de haber parido con buen cuerpo en las fotos? Ninguna, pensarán muchas famosas. En 6 meses con constancia y dedicación puedes haberlo conseguido por otros medios, y si te han visto de una manera y luego te ven de otra, está claro que te has operado.

En referencia a los riesgos, quiero explicar algo más. Las famosas escogen cesárea para aprovechar el momento de la intervención y hacerse otras cosas, pero lo hacen también para elegir el día. Sabemos que un bebé se considera a término a partir de las 37 semanas, pero que suelen nacer cerca de las 40, a veces incluso más. Muchas famosas eligen un día para dar a luz mucho más cercano de las 37 que de las 40-41 porque así se ahorran un mes de embarazo, de ganancia de peso y de barriga dándose de sí.

Para ellas es indiferente una cesárea antes o después, pero para los bebés sabemos que no. No es lo mismo nacer en la semana 37 que en la 42 y por eso no se recomienda adelantar un parto por decisión materna, si además responde a una cuestión de estética.

Recuperar la figura lo antes posible, ¿para qué?

He hablado de esto en más de una ocasión, pero vuelvo a hacerlo porque me cuesta bastante entender la necesidad de recuperar la figura lo antes posible. Cada mujer que haga lo que quiera, ojo, lo que le haga sentir mejor, pero como no veo a hombres haciendo operaciones bikini, ni maquillándose, ni poniéndose mil cremas, ni yendo a la pelu, ni... (alguno hay, ojo, pero aún son minoría), me cuesta entender la constante necesidad de las mujeres de verse más guapas de lo que son.

Y ya no hablo del día a día, sin embarazo ni bebé, que también, sino sobre todo de ese momento en el que llega una criatura totalmente dependiente a tu vida y a tu mundo y maldita la gracia si tienes que empezar a pensar en perder no sé cuántos kilos, dejar de comer no sé qué y ponerte a hacer ejercicio con lo cansada que estás.

Tengo la teoría de que los kilos que ganas embarazada son para irlos perdiendo como madre, con la lactancia, con el cansancio, con el cuidar de un hijo, etc., pero muchas parecen tener prisa por perderlos y algunas, como hemos visto, intentan hacerlos desaparecer desde el minuto 1. Desde luego, qué extraña sociedad ésta en la que vivimos. Yo sigo esperando que llegue mi nave espacial para devolverme a mi planeta de origen, sea cuál sea.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | 'Mommy Makeover', cirugía plástica para quedar "estupenda" después del parto, ¿Qué piensas del "pack especial madres" de Corporación Dermoestética?, Una operación de estética te "arregla" el pezón después de la lactancia, Una operación de estética te "arregla" la vagina después de ser madre

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir