Compartir
Publicidad

¿Guardaste un mechón de pelo, el cordón umbilical, los dientes de tus hijos? Recuerdos que son tesoros

¿Guardaste un mechón de  pelo, el cordón umbilical, los dientes de tus hijos? Recuerdos que son tesoros
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mi madre todavía conserva en dos cajitas de madera los dientes de leche de mi hermana y los míos. Me parecía una asquerosidad que los guardara, pero ahora que soy madre lo veo con otros ojos: soy yo misma quien conserva en tres preciosas cajitas los dientes que se les van cayendo a mis hijas, con permiso del Ratoncito Pérez.

También conservo un pequeño mechón de pelo de cada una dentro de unas bolsitas (el primero que les corté), y por supuesto los test de embarazo positivos. Con lo que no he podido, porque me daba reparo, es con el cordón umbilical, aunque sé de madres que lo tienen guardado con pinza y todo como una reliquia. Porque donde algunos ven restos orgánicos desagradables, otros ven recuerdos de sus hijos que son tesoros y desean conservarlos para toda la vida.

Crea una caja de recuerdos

Si estás embarazada, te recomiendo que empieces a hacerlo desde ahora. Si tu bebé ya ha nacido, aunque algunas cosas que ahora consideras valiosas hayan acabado quién sabe donde, o peor, en la basura, nunca es tarde para comenzar a crear recuerdos.

El embarazo y la llegada de tu bebé es algo que te encantará recordar más adelante. Si todavía no lo has hecho, te recomiendo crear una caja de recuerdos donde ir guardando aquellos elementos que sean significativos para vosotros.

Los recuerdos que guardes hoy podrás compartirlos en unos años con tus hijos y contarles historias sobre cómo llegaron al mundo o de momentos clave en su infancia.

Otros recuerdos de los hijos que puedes guardar

ecografias

Todo es susceptible de ser guardado como recuerdo si nos dejamos llevar, pero es importante que tengamos cierto criterio a la hora de elegir con qué vamos a quedarnos y con qué no si no queremos acumular un montón de cosas.

Te damos algunas ideas de recuerdos que puedes conservar, además del pelo, los dientes y el cordón umbilical de los que hemos hablado antes.

  • Las ecografías del embarazo: ya sea en formato papel como en vídeo.

  • Su primera ropita: la primera que le compraste, o la primera que usó al nacer.

  • Muchas fotografías, por supuesto

  • Su hoja médica de registro de nacimiento: donde constan sus datos de nacimiento (hora, test de Apgar, grupo sanguíneo, etc.)

  • Su álbum de nacimiento

  • Las pulseras identificativas del hospital

  • Sus primeros patucos

  • Su primer peluche

  • Sus dibujos

  • Su primer babero

  • El periódico del día que nació

  • La pinza del cordón umbilical

  • Su chupete favorito

  • La lista de nombres que habéis barajado

  • La vela de primer cumpleaños

  • Las huellas de sus manitas y pies al nacer

  • La primera vez que escribe su nombre

  • Su primero cuaderno del cole

¿Se os ocurre algún recuerdo más que hayáis guardado o que os habría gustado guardar?

En Bebés y más | Los recuerdos de mis hijos que podría haber guardado y no guardé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio