Compartir
Publicidad

El Clínic instala cámaras en la UCI de neonatos para que los padres puedan ver a sus bebés prematuros las 24 horas

El Clínic instala cámaras en la UCI de neonatos para que los padres puedan ver a sus bebés prematuros las 24 horas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Unidad de Cuidados Intensivos del Servicio de Neonatología del Hospital Clínic de Barcelona ha instalado un sistema de videocámaras que permite que los padres puedan ver a sus hijos 24 horas al día a través de una web.

Son cinco cámaras colocadas sobre las incubadoras que permiten observar al bebé en cualquier momento. Se trata de una prueba piloto puesta en marcha desde comienzo de año, que aseguran que está dando muy buenos resultados, ya que favorece el vínculo con el bebé, reduce la ansiedad de separación e inclusive las madres producen más leche.

No hay nada como el contacto piel con piel

Todos coincidimos en que lo mejor para el bebé prematuro es estar el mayor tiempo posible en contacto piel con piel. Esta técnica conocida como Método Canguro aporta grandes beneficios para el bebé, ayudándole a regular la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca, además de favorecer la lactancia materna y promover el vínculo afectivo, contribuyendo con todo ello a acelerar su recuperación.

Si bien cada vez más los hospitales propician que los padres permanezcan junto a sus bebés durante la estancia en el hospital las 24 horas o la mayor parte del día, hay bebés que pueden pasar varias semanas o incluso meses ingresados y es casi inevitable que en algunos momentos se quede solo al cuidado de médicos y enfermeras.

Para que esos ratos que los padres no pueden estar allí con sus hijos, al menos puedan verlos y tranquilizarse, han ideado este sistema de videovigilancia.

Reduce la ansiedad de separación

Es muy angustiante para un padre tener que separarse de su bebé que se queda ingresado en la UCIN.

“Las familias desde el minuto cero pueden ver a su hijo ya que, cuando el recién nacido entra en la unidad, conectamos la cámara de la incubadora. La ansiedad y la tristeza que produce esta separación disminuyen”, explica Erika Sánchez, Coordinadora Asistencial del Servicio de Neonatología de BCNatal-Hospital Clínic.

La idea de instalarlas ha sido precisamente una propuesta de los padres que transmitían el miedo a la separación cuando tenían que dejar a sus bebés. Esto hizo que valoran la instalación de las cámaras a las que se puede acceder fácilmente con una contraseña a través del móvil o del ordenador.

Las cámaras de videovigilancia no deben reemplazar el contacto piel con piel, pero ayudan a reducir la ansiedad de separación cuando los padres no pueden estar con su bebé.

Las madres producen más leche

Las madres aseguran que cuando no están con sus bebés y tienen que extraerse leche desde casa, conectarse a las cámaras y poder ver a sus hijos favorece la producción de leche.

Un sistema que no gusta a todos

Hay voces que se oponen a este sistema por considerarlo un trato inhumano y frío, pero aclaran que no se pretende reemplazar el contacto con los padres el mayor tiempo posible, que es lo mejor para el bebé, sino que sea un complemento a la atención de los neonatos que permanecen ingresados. ¿Qué opináis vosotros de las cámaras en las UCIN? ¿Las habéis usado? ¿Os hubieras gustado?

Vía | Blog del Clínic

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio