Publicidad

Tomahuevo. Una receta para recordar

Tomahuevo. Una receta para recordar
10 comentarios

Con este nombre de Tomahuevo, vamos a preparar una receta que a mí me lleva a las cenas en casa de mi madre cuando era chico, que a mi hijo le recuerda las cenas de su infancia en mi casa, y que quizás vosotros recordéis de la vuestra, si os lo preparaban de pequeños. En caso afirmativo os encantará recordarla. Y si nunca lo habéis probado, hoy puede ser el inicio de una nueva tradición familiar que instauréis en casa.

Lo del nombre de tomahuevo viene de sus dos ingredientes, tomate y huevo.Aunque en casa de mi madre lo llamábamos tomate con huevo, me gusta llamarla tomahuevo como hacen en un pequeño restaurante llamado Hablamos de Madrí, donde volví a comer este mismo plato hace unos días, recordando mi infancia tantos años después. La receta es muy sencilla, como veréis, y seguro que será un éxito en vuestras casas.

Ingredientes para 4 personas

  • Para el tomate frito: 1 kg de tomates, 1 cucharadita de sal y 1 de azúcar, aceite de oliva
  • Para hacer el tomahuevo: 250 g de tomate frito, 1 huevo batido y pan abundante

Cómo hacer tomahuevo

Si compráis un tomate frito tipo casero en el supermercado, la receta os va a salir muy rica, pero si hacéis la receta con tomate frito casero hecho por vosotros os va a gustar muchísimo más. Para hacer el tomate casero, pelamos los tomates los troceamos y los freímos en una cacerola alta para no salpicar, con un poco de sal y azúcar.

Lo hacemos a fuego lento durante 1 hora, removiendo de vez en cuando y observando como al principio sueltan el agua y después van reduciendo hasta formar una crema espesa. Después trituramos todo con un pasapurés y obtendremos el tomate frito más rico que os podáis imaginar, ideal para muchas recetas de pasta, arroz etc.

Para hacer el tomahuevo, ponemos el tomate casero en una sartén y lo ponemos a fuego fuerte hasta que empiece a burbujear. Entonces batimos un huevo y sin dejar de remover el tomate, lo vamos echando poco a poco. El huevo irá cuajando con el calor del tomate por lo que hay que remover con fuerza y velocidad.

Lo curioso es que mientras vamos añadiendo huevo, este va cuajando, espesando el tomate y cambiando su textura. En menos de cinco minutos desde que añadimos el huevo el plato está listo. Ya solo falta ponerlo en un cuenco y llevarlo a la mesa y dar unas cucharas a los comensales para que lo pongan sobre rebanadas de pan.

tomahuevo paso a paso

Tiempo de elaboración | 10 minutos más 1 hora para la elaboración del tomate casero Dificultad | Facilísimo

Degustación

La mejor forma de tomar el tomahuevo, es con rebanadas de pan. Como el tomate espesa mucho con el huevo, puedes ponerlo con una cuchara sobre el pan y tomarlo a bocados. Es un sabor estupendo como el de la tortilla francesa con salsa de tomate pero con una textura muy agradable. Si lo has comido alguna vez, ya sabes de lo que te hablo, y si no lo has probado nunca... hazme caso y pruébalo. No se te olvidará.

En Bebés y más | Tarta tatín de plátano y caramelo En Bebés y más | Muñecos comestibles de chocolate. Receta para hacer con niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios