Hemorroides en el postparto: cómo aliviar esta dolorosa molestia

Hemorroides en el postparto: cómo aliviar esta dolorosa molestia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las hemorroides son una dilatación de las venas que se produce por una debilidad en la pared muscular de la región anal. El 40 por ciento de las embarazadas padece esta molestia en algún momento de la gestación.

Normalmente el factor que desencadena este trastorno es la herencia, el estreñimiento y el sedentarismo, pero el embarazo y el postparto pueden incidir en el incremento de la presión en esa zona y en consecuencia pueden aparecer las hemorroides. Puede que algunas no hayan tenido hemorroides durante el embarazo, pero es muy habitual que el esfuerzo producido en el parto provoque una dilatación de las venas rectales que salen a través del ano.

Este problema no está considerado una enfermedad, excepto si aparecen síntomas como el sangrado, ardor, prolapso y dolor en la zona, recibiendo entonces el nombre de patología hemorroidal.

¿Por qué salen las hemorroides o "almorranas"?

El embarazo propicia la aparición de hemorroides debido a la presión que ejerce el bebé sobre los vasos sanguíneos de la pelvis dificultando el retorno venoso. Esto, sumado al estreñimiento, también muy común en el embarazo, agrava la situación. Y desde luego, empeora en el momento del expulsivo ya que las venas de la región pélvica están sometidas a una gran presión por el esfuerzo producido en el parto.

Las hemorroides son pequeñas inflamaciones que aparecen en el ano. Pueden ser internas o externas, grandes o pequeñas, pero su dolor no está relacionado con su tamaño. Unas pequeñas pueden doler muchísimo. Se clasifican en cuatro grados según su gravedad, desde una leve dilatación hasta casos graves de ataque hemorroidal agudo.

Las hemorroides pueden ser internas o externas, las internas se encuentran en el canal anal y no suelen ser dolorosas, pero cuando se produce una ruptura de las venas dilatadas, es posible que la deposición aparezca teñida de sangre. En cambio las externas suelen ser muy dolorosas y son visibles ya que están en el orificio anal.

Síntomas de hemorroides

Los síntomas son picor, dolor, ardor, sensación de masa anal tras la defecación y en ocasiones puede haber sangrado e incluso rectorragias (hemorragias de origen rectal).

Cómo tratarlas

Después del parto suelen tratarse con cremas y supositorios antinflamatorios especiales.

También funciona muy bien aplicar frío, hacer baños de asiento o utilizar toallitas humedecidas medicadas para limpiar la zona.

No hay una forma de impedir que salgan, pero se puede prevenir el estreñimiento durante el embarazo a través una alimentación rica en fibra y ejercicio para minimizar la aparición de las hemorroides al momento de dar a luz.

En Bebés y más |Nueve retos que vas a enfrentar en el postparto (y tranquila, los superarás)

Temas
Inicio