Compartir
Publicidad
11 cosas que las madres recientes no quieren escuchar
Postparto

11 cosas que las madres recientes no quieren escuchar

Publicidad
Publicidad

Nace un bebé y comienza el postparto, una etapa llena de cambios, adaptaciones y muchas dudas para las madres, primerizas o no. En esta etapa pasamos por muchas cosas y nuestras emociones están a flor de piel.

Por ello, si vamos a visitar a una madre que tuvo a su bebé, debemos poner especial atención y cuidado a lo que le decimos. Te compartimos 11 cosas que las madres recientes no quieren escuchar.

"Olvídate de volver a dormir una noche completa"

Comencemos por la típica: la obvia falta de descanso que tendremos durante los próximos años tras convertirnos en madres. Todos sabemos que pasará mucho tiempo antes de que el bebé pueda dormir una noche completa, pero no es necesario que esto sea mencionado, especialmente en un momento en el que la madre lo único que desea es poder dormir una noche entera.

"Esto apenas empieza"

Desde mi opinión y experiencia, el postparto es una de las etapas más difíciles y confusas de la maternidad. Afortunadamente no es para siempre y poco a poco vamos adaptándonos y adquiriendo valiosa experiencia que nos servirá para que toda esta aventura de la maternidad se convierta en algo maravillosamente extraordinario.

Sabemos que será difícil al principio, pero evitemos caer en decirle a madres recientes este tipo de comentarios, que en lugar de tranquilizar o ayudar, parecen ser amenazantes. Afortunadamente, la maternidad no es como el postparto.

"Venimos a ver al bebé, no a ti"

Comentario cien por ciento real que me dijeron a mí cuando nació mi hija. Después de unos días en casa, vinieron un par de hermanas de mi padre de visita y eso fue lo primero que me dijeron al entrar a la habitación donde yo estaba descansando mientras mi hija dormía: "No te preocupes, no venimos a verte a ti", y pasaron directo al moisés donde Lucía dormía.

Sí, sabemos que cuando nace un bebé todos se mueren de curiosidad por conocerle y ver en primera fila al nuevo miembro de la familia. Pero por piedad y por educación: no nos olvidemos de la madre. Ella también necesita apoyo, atención y gestos de amabilidad en esta nueva y misteriosa etapa de su vida.

"Oye, no se parece nada a ti"

Después de nueve meses con síntomas y molestias propios del embarazo, noches sin dormir, un trabajo de parto larguísimo, una recuperación en la que nos sentimos perdidas.. encima venir a decirnos que no se parece ni un gramo a nosotras y que ha salido idéntico al padre.

Aunque sea cierto, mejor evitamos hacer el comentario, que no nos hace mucha gracias después de la odisea por la que pasamos para tenerlo. No nos enfoquemos en buscar "a quién se parece" el bebé, sino en apreciar y celebrar esa nueva vida.

"Suéltalo, lo vas a acostumbrar a los brazos"

Otro clásico que las madres recibimos mucho, especialmente las primerizas y que suele extenderse mucho más allá del postparto. Ya lo hemos dicho antes: los bebés no se acostumbran a los brazos y es imposible malcriarle con amor y cariño. Esperamos nueve meses para tenerle en nuestros brazos, ¿qué les hace pensar que deseamos soltarles después de haberles tenido pegadito a nosotros por tanto tiempo?

"¿No está muy ______?"

Mama Dormida Con Bebe

Inserte en ese espacio cualquier adjetivo acerca del bebé: gordo, delgado, grande, pequeño. Entendemos que si notan algo raro o inusual su intención es que no lo dejemos pasar, pero si realmente les interesa la salud del bebé y no solo cómo luce físicamente, hay mejores formas de saber si todo está bien, como preguntar qué tal nos ha ido con el pediatra.

"No te quejes, disfruta"

Considero que esta frase además de molesta, puede ser muy peligrosa para una madre reciente. Cuando estamos en el postparto, todas nuestras emociones están presentes y aparece también esa amiga incómoda que acompaña siempre a la maternidad: la culpa. Frases como ésta, solo la alimentan e incluso nos hacen creer que está mal sentir otra cosa que no sea inmensa alegría.

Pero la maternidad no es color de rosa y somos humanas. Nos cansamos, lloramos, nos duele el cuerpo, nos sentimos perdidas. Es totalmente válido y aceptable quejarte o expresar si algo te duele, molesta o incomoda. Siempre será mejor pedir ayuda, que callar algo que nos afecta.

"Vaya, luces fatal"

Ah vaya, gracias no solamente por notarlo, sino por encima de eso elegir mencionarlo en voz alta, cuando claramente nos sentimos como si nos hubiera arrollado un tractocamión. Estamos agotadas porque tuvimos un bebé y todavía nos estamos adaptando a la vida con él, ¿por qué no mejor nos ayudan a darnos una ducha y tomar una siesta para no parecer zombies?

Cualquier comentario sobre su cuerpo

Después del embarazo, nuestro bebé sale de ese lugar cálido y acogedor en el que lo llevábamos, pero las cosas no vuelven por arte de magia a la normalidad o su estado anterior. Nuestro cuerpo pasó por una transformación monumental, dejándonos con una nueva versión de nosotros que estamos aprendiendo a conocer y amar. Evita cualquier comentario acerca de su apariencia física o su cuerpo.

Consejos no pedidos

Esto es algo que no siempre es malo o negativo, pero que dependerá mucho de qué se diga y cómo. Por un lado, claro que se agradece cualquier consejo que nos pueda ser de utilidad y nos facilite la transición a la vida con el nuevo bebé, pero hay que evitar caer en la imposición de consejos con los que quizás no coincidimos o que no aplican para nuestro caso. Aconsejar, sí, pero con prudencia y amabilidad.

Historias de terror

Por último, y favor de evitar a toda costa: contarle a la madre reciente historias de terror. Esto incluye malas experiencias después del parto, cosas negativas que le sucedieron a otras mujeres después de tener hijos o historias de bebés que tuvieron problemas después de nacer.

Durante el postparto y más allá de éste, las madres recientes necesitan apoyo, empatía, amor y respeto. Evitemos hacer comentarios poco prudentes en esta etapa tan sensible para ellas, y busquemos la mejor manera de demostrarle que cuenta con nosotros y que lo está haciendo bien.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio