Compartir
Publicidad

Las embarazadas pueden comer y beber estando de parto si no se utiliza anestesia general

Las embarazadas pueden comer y beber estando de parto si no se utiliza anestesia general
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Durante mucho tiempo el hecho de entrar en un Hospital a parir significaba para la parturienta dejar de comer y beber hasta que el bebé naciera.

La razón de esta medida era que, en caso de cesárea urgente con anestesia general, se podría producir el llamado síndrome de Mendelson (aspiración pulmonar del contenido gástrico).

Sin embargo, cuando el embarazo es de poco riesgo y por lo tanto no se hace uso de anestesia general, no hay evidencia científica que diga que comer y beber durante el parto suponga riesgo alguno.

Esta afirmación viene a raíz de un estudio financiado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud de Reino Unido en el que se ha investigado a 3.130 mujeres y en el que se concluye que no hay ni riesgos ni beneficios asociados a comer o beber durante el parto, independientemente de qué bebida o alimento pida la mujer.

Es por esta razón que ante una mujer cuya fase de dilatación sea de varias horas se le puede (y se le debería) ofrecer bebida y/o comida. Las sensaciones que tenga cada madre hará que algunas pidan comer, porque necesiten recuperar energías y que otras, con menos hambre, soliciten alguna bebida para aplacar la sed.

Referente a las mujeres con alto riesgo de necesitar anestesia, no hay estudios que evalúen los riesgos de comer y beber durante el parto, por lo que es necesario seguir investigando antes de “levantar el toque de queda” en este grupo de mujeres.

En el parto de mi primer hijo, recuerdo que no ofrecieron nada de comer ni beber a mi mujer ni a su compañera de habitación, que se paseaba abanico en mano a la espera de contracciones más seguidas.

En el parto de mi segundo hijo, sí le ofrecieron dos vasos de zumo, que agradeció mucho. Según me comenta, pese a que llevaba muchas horas de parto, no le apetecía comer.

Hace ya algunos años que muchas mujeres, conocedoras de estas conclusiones en estudios similares, solicitaban en sus planes de parto poder comer y beber durante la fase de dilatación si todo marchaba correctamente.

Me parece por lo tanto una buena noticia ya que otorga a las mujeres la capacidad de decidir si quieren o no beber o comer según sean sus sensaciones.

Vía | ADN Foto | Flickr (FourTwentyTwo) En Bebés y más | Comer durante el parto no implica ningún riesgo, Guía para hacer tu propio Plan de Parto (primera parte)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos