Publicidad

Las embarazadas no estarán acompañadas durante el parto en la Comunidad Valenciana, un protocolo al que se oponen las matronas

Las embarazadas no estarán acompañadas durante el parto en la Comunidad Valenciana, un protocolo al que se oponen las matronas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las mujeres embarazadas no podrán estar acompañadas durante la dilatación y en paritorios en la Comunidad Valenciana. Así lo establece el nuevo 'Protocolo de comunicación de mujeres gestantes en el momento del parto', con fecha 4 de abril.

La Consejería de Sanidad justifica esta medida señalando que "el acompañamiento al parto de la mujer embarazada puede suponer una situación de riesgo de contagio para la madre, recién nacido, pareja o propio personal que desarrolla su labor".

Las matronas no están de acuerdo e incluso la OMS recomienda que la mujer esté acompañada durante el parto, también en tiempos del COVID-19.

Un solo acompañante, que esperará en la habitación

El Gobierno valenciano ha actualizado las directrices sobre cómo afrontar los nacimientos de los bebés en medio de la pandemia del coronavirus. Según el documento, emitido por la Dirección General de investigación y Alta Inspección Sanitaria, de la Conselleria de Sanidad, "la actual situación de estado de alarma derivada de la pandemia por COVID-19, precisa de la toma de medidas excepcionales".

Entre ellas, relacionadas con el parto, "interrumpir el acompañamiento de la mujer gestante en dilatación y paritorios", además de permitir "un único acompañante durante la estancia". Y esta segunda premisa, solo si se cumplen las siguientes condiciones:

  • Que el acompañamiento se realizará por la misma persona durante toda la estancia.

  • Que esta persona no tenga síntomas o haya dado positivo en una prueba de coronavirus en los últimos 14 días.

  • No podrá salir de la habitación durante la estancia.

  • Deberá seguir las instrucciones sobre higiene de manos.

  • Tiene que poder garantizar la disponibilidad de un EPI para esta persona cuando la gestante tenga síntomas compatibles con COVID.

  • Que el personal médico apruebe su capacidad para cumplir con las medidas de aislamiento.

También se seguirá con la embarazada el mismo protocolo que con el resto de los pacientes ingresados mientras dure la crisis del coronavirus:

  • La mujer designará a un portavoz familiar y comunicará su número de teléfono móvil para que el equipo asistencial pueda establecer contacto con esa persona en cualquier momento.

  • Durante el periodo de dilatación, la mujer podrá disponer de un dispositivo Smart para comunicarse con la persona elegida siempre que las condiciones del entorno permitan la suficiente intimidad del resto de pacientes.

  • Si es posible, podrá tener activa una videoconexión en directo con el dispositivo Smart del portavoz familiar.

  • Siempre, tras la fase de expulsión, se conectará para hacerle llegar imágenes del recién nacido.

La madre sí podrá recibir visitas, ya con el bebé, durante la estancia en planta, pero solo de una única persona que deberá ser la misma todo el tiempo, por lo que no se pueden alternar diferentes familiares.

En su rueda de prensa diaria, según informa La Vanguardia, la consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha concretado que "el protocolo permite al acompañante designado que pueda estar durante todo el ingreso hospitalario en la habitación hasta que se le de el alta y que únicamente no podrá estar con ella en la sala de dilatación y durante el parto".

El objetivo es evitar “una situación de riesgo de contagio para la madre, para el recién nacido, para la pareja o para el propio personal que desarrolla su labor asistencial”.

Las matronas denuncian la medida

El equipo de matronas del departamento de la Marina Alta ha remitido una carta pública en la que muestra nuestro su "profundo desacuerdo" con la medida de la Consejería de Sanidad que prohíbe la entrada al parto a los padres u otros allegados elegidos por la mujer para acompañarla en este proceso.

Subrayan el hecho de que las parturientas no cuenten con ese apoyo provoca mucho estrés en mujeres que están a punto de parir y que buscan hospitales en los que sí se permita el acompañamiento, algo más complicado actualmente por las restricciones de movimiento.

Incidieron además en que las matronas en que las matronas como profesionales, "debemos ser garantes de la defensa de los derechos de las mujeres, sin olvidar a los padres o parejas".

"La OMS y la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) hacen hincapié en que las mujeres tienen derecho a una experiencia de parto segura y positiva, tengan o no una infección por Covid-19".

También la Asociación de Matronas de la Comunidad Valenciana ha emitido un comunicado mostrando su "disconformidad". Denuncian que se trata de un "documento no avalado que va en contra de toda evidencia científica disponible hasta la fecha".

Señalan que la Consejería de Sanidad "debería basar sus protocolos en afirmaciones avaladas por la ciencia", no por el miedo o el desconocimiento.

Las matronas recuerdan "las consecuencias, a corto y largo plazo, que el no acompañamiento puede tener sobre las mujeres dejar dejarlas solas en un momento único y crucial para sus vidas y las de sus hijos o hijas". Así, han denunciado dicho protocolo ante el organismo competente porque vulnera los derechos de las mujeres embarazadas y los recién nacidos.

Además, la Asociación Española de Matronas ha enviado una carta a la Consejera de Sanidad de Valencia para que revoquen la orden que contradice el Documento del Ministerio de Sanidad en cuanto a las nuevas medidas adoptadas en toda España por el coronavirus, respecto al embarazo y el recién nacido, elaboradas en base a la evidencia científica.

Para la asociación, el nuevo protocolo es "absolutamente inaceptable".

"Contradice derechos consagrados que ni siquiera esta nueva situación lo puede justificar, ya que son mayores los beneficios del acompañamiento que los posibles riesgos de contagio".

La OMS recomienda acompañamiento, también ahora

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo deja claro en sus recomendaciones durante la crisis del COVID-19:

"Todas las mujeres embarazadas, incluyendo aquellas con infecciones confirmadas o sospechosas de COVID-19, tienen derecho a una atención de alta calidad antes, durante y después del parto. Esto incluye atención de salud prenatal, neonatal, postnatal, intraparto y mental".

Y según añade a continuación, esa experiencia de parto segura y positiva incluye:

  • Ser tratada con respeto y dignidad

  • Tener un compañero de elección propia presente durante el parto

  • Una comunicación clara por parte del personal de maternidad

  • Estrategias adecuadas para el alivio del dolor

  • Movilidad en el trabajo de parto cuando sea posible, y posición de elección en el parto.

Vía | Levante-EMV

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Se transmite el coronavirus en el embarazo? Lo que se sabe sobre el contagio de madres a bebés, El papel del padre en el parto: la madre y el bebé te necesitan

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios