Compartir
Publicidad

Demanda al hospital donde dió a luz y al médico por asistir su parto borracho y lesionar al bebé

Demanda al hospital donde dió a luz y al médico por asistir su parto borracho y lesionar al bebé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, las madres pensamos cientos de veces en cómo será el parto. Nos informamos para atravesar por ese momento tan importante lo mejor posible, para que se convierta en una experiencia inolvidable y lo recordemos siempre como algo maravilloso, no como una pesadilla.

¿Te imaginas estar en la sala de partos y notar que el médico que asiste tu parto se presenta descalzo y en bermudas y se comporta de manera extraña? Es lo que le sucedió a Alex Sims, una mujer de Las Vegas cuando dió a luz a su hija. Acabó demandando al hospital y al médico por asistir su parto borracho y lesionar el hombro de su bebé.

Sucedió en mayo de 2015. Cuando la madre llegó al hospital para tener a su bebé, le dijeron que su médico no se encontraba y que la asistiría el médico de turno, el Dr. DeLee.

En la sala de partos, al darse cuenta que el médico presentaba un comportamiento extraño decidieron encender la cámara y comenzar a grabar. En el vídeo se puede ver al médico descalzo, vistiendo unas bermudas y se graba una conversación en la que les cuenta a las enfermeras que había estado bebiendo tequila esa misma mañana.

También se puede escuchar cómo insulta a la madre y se burla de su peso. Ella le decía que podía sentir todo, que el efecto de la epidural estaba disminuyendo a lo que él le respondió "Baja tu gordo trasero" y "apuesto a que desearías que tu doctor estuviera aquí". También recuerda que olía a alcohol.

A la madre se la puede ver adormecida durante el parto, con poca capacidad de reacción, pero quien grababa las imágenes o las propias enfermeras...¿cómo nadie detuvo esta situación? Ha dicho el abogado de la madre que la demanda también incluye a las enfermeras por no haber hecho nada para impedirlo, su deber era detener al doctor.

Los especialistas que vieron el video dicen que el doctor usó técnicas inapropiadas para sacar al bebé, una distocia de hombros mal resuelta que acabó en una parálisis braquial obstétrica (PBO), un daño del plexo braquial que se produce durante el parto y que hace que el bebé tenga un “brazo de trapo”.

Todo parece indicar que la madre ha sido víctima de negligencia médica y de violencia obstétrica, una experiencia por la que sin duda no deberían haber pasado ni ella ni su bebé.

Vía | KTNV News
En Bebés y más | Por un parto respetado: documental sobre la violencia obstétrica en el nacimiento

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos