¿Cuál es la posición más cómoda para parir?

¿Cuál es la posición más cómoda para parir?
Sin comentarios

Cuando finalmente llega el momento en el que nacerá el bebé y comienzan los preparativos para el parto, uno de los temas que puede surgir es el de la posición que tendrá la madre.

Desde hace varias décadas, la posición más utilizada ha sido la posición ginecológica o litotomía. Pero, ¿es realmente la posición más cómoda para el parto? Bueno, eso depende de quién estamos hablando.

La litotomía es la más cómoda... para los profesionales

Childbirth Doctor Helping Caucasian Woman Deliver Baby Hospital Ward Bed African American Nurse Assisting Obstetrics Specialist Maternity Clinic Multi Ethnic Medical Team

Como lo hemos mencionado, la posición ginecológica, también conocida como decúbito supino o litotomía, es esa posición en la que la mujer está tumbada de espalda sobre la cama o mesa de partos y que en las últimas décadas ha sido la forma "tradicional" de parir para millones de madres.

Esta posición se volvió tan utilizada, porque permite a los profesionales una mejor mejor visión de lo que está sucediendo y así tener un mejor control sobre el parto. Pero aunque su intención es buena, en realidad se trata de una postura que podría ocasionar más problemas que facilidades.

Además que es incómoda y limitante para la madre, va en contra de la gravedad, por lo que es necesario hacer un mayor esfuerzo al momento de pujar para expulsar al bebé, pues debe atravesar el canal de parto en un plano ascendente.

Por otro lado, al estar acostada el peso del útero comprime los grandes vasos sanguíneos, interfiriendo la circulación y la oxigenación del bebé, además de estrechar la salida pélvica al presionar el el cóccix contra la cama.

Hay mejores posiciones para la madre

Portrait Pregnant Woman Sitting Hospital Ward Bed

Hace tiempo hablábamos de las posturas de parto y las ventajas o desventajas que tenía cada una de ellas, encontrando que las posiciones verticales eran mejores para la madre, pues le proporcionaban mayor libertad de movimiento que la litotomía.

Parir de pie, en cuclillas o sentada, son algunos ejemplos de este tipo de posturas, que tienen un gran factor a su favor: la gravedad. El peso del bebé y la presión que ejerce su cabeza van ablandando el suelo pélvico, facilitando la dilatación y -según algunas investigaciones- ayudando a que el parto sea más corto y menos doloroso.

Si nos vamos a la parte emocional, que es importante puesto que hablamos de comodidad al parir, un estudio afirma que elegir voluntariamente una postura vertical durante el parto ayuda a tener una experiencia más positiva, ya que proporciona una sensación de fortaleza y empoderamiento en las madres.

La posición más cómoda para parir es...

La que la madre elija, así de simple. Así como siempre mencionamos que cada experiencia de maternidad es única, también lo es cada experiencia de parto.

Lo importante, es que la madre tenga la libertad de movimiento para probar diversas posiciones y así pueda ella elegir aquella con la que su cuerpo se sienta más cómodo.

Fotos | wavebreakmedia_micro - www.freepik.com, DCStudio - www.freepik.com

En Bebés y más | Derechos del Nacimiento: los derechos de la madre y del bebé para tener partos más humanizados, 13 claves para tener un parto respetado

Temas
Inicio