Compartir
Publicidad
"Es su decisión", el mensaje de un padre sobre el consentimiento, al ver que su hija decidió no ponerse pendientes
Otros

"Es su decisión", el mensaje de un padre sobre el consentimiento, al ver que su hija decidió no ponerse pendientes

Publicidad
Publicidad

Las cosas están cambiando y a diferencia de décadas anteriores, hoy en día existen muchos movimientos para que las mujeres tengamos la confianza, libertad y seguridad de denunciar situaciones de acoso y de poner un alto cuando no deseamos hacer algo.

El tema del consentimiento es uno del que hemos hablado en otras ocasiones, y la historia que hoy les compartiremos nos recuerda que está en nosotros hablar sobre ello con nuestro hijos, para enseñarles desde pequeños para que tengan la libertad de tomar y defender sus propias decisiones.

Se trata de un padre, que al acompañar a su hija a ponerse sus primeros pendientes, la apoyó cuando ella se disculpó al decidir no hacérselos en el último momento, mostrándonos que nunca es demasiado temprano para hablar con ellos sobre consentimiento.

Adam Baker, su esposa y su hija Adelaide habían ido juntos a un sitio para que, con motivo de su octavo cumpleaños, ella se pusiera sus primeros pendientes. A través de una publicación en Facebook, él comenta que estuvieron preparándose durante semanas y que Adelaide se sentía feliz y ansiosa por hacerlo.

Finalmente, llegó el día y ella estaba muy emocionada. Eligieron los pendientes que usaría, pero cuando se sentó para que hicieran la perforación en sus orejas, su rostro cambió y comenzó a ponerse muy nerviosa. En el último momento, Adelaide decidió que al final no se pondría los pendientes y entre lágrimas, se disculpó por el cambio de decisión diciendo: "No quiero hacerlo".

"Pero, querida", escribe su padre en la publicación donde acompaña la imagen de Adelaide y su oreja sin pendientes, "no hay necesidad de disculparse. Solo tú determinas lo que alguien más hace a tu cuerpo".

La cumpleañera quizás se fue del lugar sin nuevo pendientes, pero hay una razón por la que repetía una y otra vez "Gracias por entender". Su voz fue escuchada. Su decisión fue honrada. Su cuerpo es suyo, y sabe que aquello que la aman respetarán sus decisiones. Nunca es demasiado pronto para comenzar a hacer énfasis en esas realidades y empoderar esas expectativas. Feliz cumpleaños, dulce Adelaide. Te amamos

Quizás el padre en la publicación cuente la experiencia acerca de unos pendientes, pero está enviando un fuerte mensaje acerca del consentimiento. Nos deja claro, que Adelaide o cualquier persona, puede cambiar de opinión y decidir no hacer algo al final. Y esto está bien.

No importa si al principio habíamos dicho que sí, si al final no nos sentimos cómodos haciendo algo, estamos en nuestro derecho de manifestarlo y decidir no hacerlo. Y con esto, nos recuerda la importancia de hablar sobre consentimiento con nuestros hijos desde temprana edad.

Otro mensaje que nos deja esta publicación, y que es también muy importante, es el de no dejarnos llevar por lo que supuestamente se debe llevar. En el caso de los niños y adolescentes, es muy fácil caer en el "pero si todos lo hacen", pero en ocasiones, que aparentemente todos lo hagan no significa que sea lo mejor para nosotros.

La presión social o el deseo de no ser "el rarito o inadaptado" y buscar encajar con los demás, puede hacernos creer que tenemos que hacer las cosas. Pero no debe ser así. Lo más importante será siempre seguir nuestros instinto, protegernos, cuidarnos y amarnos.

Ojo, que con esto no digo que tenga algo en contra de los pendientes (mi hija los tiene y yo tengo varios también), pues hay diversas posturas al respecto y creo que al final cada quien es libre de decidir.

Simplemente y al igual que el padre de Adelaide, tomamos esta experiencia para me referirnos a que si algo no nos resulta cómodo, incluso aunque otros lo hagan, no significa que debamos hacerlo. Y este, es un mensaje que debemos transmitir de forma fuerte y clara a nuestros hijos.

Al hablar con nuestros hijos sobre consentimiento, presión social y límites, podemos irles educando para prevenir que en futuro sufran de acoso o abuso sexual, para que sepan que nadie debe obligarlos a hacer algo que no quieran y que ellos son quienes deciden sobre su propio cuerpo.

Foto | Unsplash
Vía | Babble
En Bebés y más | Besos y abrazos: por qué no obligo a mi hija a darlos si ella no quiere, "Ella no le debe un abrazo a nadie, ni siquiera en Navidad", el mensaje de las Girls Scouts a los padres

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio