Publicidad

Niños convertidos en ancianos en una graciosa serie de imágenes

Niños convertidos en ancianos en una graciosa serie de imágenes
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las personas mayores, los ancianos, ¿pierden sus capacidades porque son ancianos o porque se sienten como personas mayores y se les trata como tal? Esta es la pregunta que un artículo de The New York Times Magazine trató de responder y que fue ilustrado con las imágenes que hoy os traemos.

Realizadas por el fotógrafo Zachary Scott, junto a un equipo de maquilladores y retocadores digitales, crearon una graciosa serie de imágenes con niños pequeños como protagonistas, convertidos en ancianos, con la finalidad de mostrar que la edad de las personas no siempre es la edad real de uno, incluso cuando esa persona ni siquiera lo sabe.

Sobre las fotos

Zachary Scott 02

Son seis imágenes que se lograron mediante el uso de maquillaje, los niños, paciencia y una buena dosis de retoque fotográfico. Con todo ello, la serie de fotos logró plasmar la diferencia entre el final de la vida de las personas y aquellas vidas a las que aún les queda mucho. Esto es precisamente lo que el artículo que comento, y que os recomiendo, pretendía plasmar.

Los ancianos, ¿lo son o se hacen?

No me voy a extender mucho porque es un blog de bebés y no de la tercera edad, pero me ha parecido sumamente interesante y creo que es relativamente extrapolable a nuestras vidas e incluso a nuestra manera de educar a los niños, y por eso lo comento. En el artículo del The New York Times Magazine hablan de varios estudios realizados con gente mayor a los que se les crea una necesidad, o una motivación. Ponen como ejemplo uno en que a un grupo de abuelos de una residencia de ancianos se les entregan unas plantas y se les explica que tienen que cuidar de ellas, siendo ellos los que deciden cuándo regarlas, dónde ponerlas y que, en definitiva, son responsables de mantenerlas con vida. A otro grupo se les entrega también las mismas plantas y se les dice que las cuidadoras se harán cargo de ellas para que sigan con vida. Dieciocho meses más tarde, seguían con vida el doble de ancianos del grupo de cuidadores de plantas con respecto al grupo que no tuvo que hacer nada por sus plantas. ¿Qué les diferenciaba? La motivación, la responsabilidad, el saberse útil, el sentir que aún hay algo en el mundo que depende de ellos.

Otro experimento, realizado en 1981, contó con ocho hombres de 70 años camino de una casa sin espejos, decorada, y con los mismos elementos y herramientas de la época de 1959. Allí debían vivir cinco días y el estudio se basaba en comparar sus capacidades y habilidades antes de entrar y después de salir. La hipótesis decía que, si los investigadores estaban en lo cierto, los ocho hombres saldrían mejor que como entraron, al hacerles revivir en una época que vivieron 22 años atrás, cuando eran mucho más autónomos y capaces.

Acertaron. A los cinco días el cambio fue importante. Vivieron cinco días en la ilusión de que eran más jóvenes y se comportaron como tal. A su salida, como digo, sorprendieron a todos. Uno de ellos, que había entrado en sillas de ruedas, salió con un bastón. Otro, que no era capaz de ponerse unos calcetines sin ayuda, organizó la cena de la noche final, moviéndose por el comedor con alegría y habilidad. Los otros caminaban más erguidos y parecían más jóvenes. Tenían la misma edad, pero en sus mentes ya no eran tan mayores. Algo así quisieron plasmar los creadores de la película "Up", cuyo protagonista, Carl Fredricksen empieza la película prácticamente incapacitado y la acaba mucho más ágil y sin necesidad de soporte para caminar.

Por eso cabe preguntarnos si nuestros mayores son a veces como son porque creen que lo son, porque les hacemos creer que lo son o porque en realidad lo son. Y de igual manera, cabe preguntarnos si nuestros hijos, cuando se comportan según cómo, lo hacen porque en realidad son así o porque creen o sienten que deben ser así. ¿La diferencia entre todo ello? Lo que comento, la motivación, el tener una meta, el sentirse parte de algo, el saberse útil. Todo eso hace que los mayores vivan más joviales y que los niños se desarrollen mucho mejor que si, por ejemplo, los padres somos sus mayordomos.

El resto de fotos

Ya, perdón. Sé que entrabais solo para ver las fotos y que os he acabado explicando cosas sobre personas mayores, os dejo con el resto de fotos de la serie:

Zachary Scott 01
Zachary Scott 04
Zachary Scott 05
Zachary Scott 03

Vía | Uno más en la familia, The New York Times Magazine
En Bebés y más | Un padre consigue que su familia viva increíbles aventuras gracias al Photoshop, Originales fotos de bebés convertidos en personajes de película, Fotomontajes de las fotos de tu bebé con PhotoFunia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir