Compartir
Publicidad

¿Cómo lograr que los adultos respeten el semáforo en rojo, quizás si la señal baila?

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No estamos hechos para esperar. Nos cuesta horrores, probablemente porque parece que para todo hay que esperar, hacer colas, aguardar a nuestro turno y preferimos ir a lo nuestro, movernos, seguir adelante. El problema es que hay momentos en los que no esperar puede resultar perjudicial para los niños, porque los adultos actuamos de ejemplo.

Uno de esos momentos es cuando hay un semáforo en rojo que nos dice, como peatones, que debemos esperar. Pasan dos o tres coches, ya no circula ninguno y los adultos cruzamos. ¿Qué aprende un niño que ve ese comportamiento? Que los mayores desobedecemos normas claras, y esto puede ser peligroso para ellos. La gente de Smart pensó cómo podría solucionar esto y se les ocurrió una gran idea: una señal que baila.

El increíble invento

Como veis en el vídeo, transformaron una señal para que el personaje rojo, ese que está inmóvil, quieto, como congelado, pausando la vida que sucede mientras por varios segundos él no hace nada, en uno lleno de vitalidad, alegría y movimiento. Un "muñeco" que baila.

Para darle variedad hicieron que el baile, que los pasos, fueran obra de personas voluntarias que entraban en un gran semáforo donde unas cámaras captaban sus movimientos y, en tiempo real, traspasaban esa información al semáforo. Consiguieron que se detuviera un 81% más de personas.

¿El semáforo no baila? Busca a los niños antes de cruzar

Todos lo hemos hecho, todos lo hacemos y lo seguiremos haciendo. No viene ningún coche a derecha ni izquierda y ese minuto detenidos parece de lo más absurdo. Sin embargo, muchas veces cruzamos cuando a nuestro lado hay un niño, solo o con su familia, también detenidos. Ellos sí deben hacer caso a la señal porque los niños no siempre serán capaces de controlar el tráfico. Ellos sí tienen que esperar hasta que se ponga en verde y los padres lo trabajan mucho para que, si un día los niños van solos, o se adelantan a nuestros pasos por lo que sea, tengan claro cómo funciona la señal.

Sin embargo, el trabajo que hacen los padres se ve cuestionado cuando los adultos se saltan la señal delante de ellos. Muchos hijos preguntan a sus padres "¿por qué pasan, si está en rojo?", y los padres deben imaginar una respuesta para evitar decir "porque son tan inútiles que no piensan en que daros ese ejemplo puede ser terrible para vosotros".

¿No tienes prisa? Párate

Caminar por la calle parece a veces una suma de metros y minutos que sólo sirven para llevarnos de un punto a otro. Vamos, un lapso de tiempo y un tramo de distancia que nos gustaría pasar lo más rápido posible. Todos deprisa, todos mirando sólo al frente, o al móvil, o a nada en concreto. ¿Es que ya nadie disfruta del camino?

Lo digo porque si no tienes prisa, si en realidad da igual que llegues 5 minutos más tarde, puede valer la pena caminar más despacio, pararte en los semáforos aunque no venga ningún coche, observar la ciudad, a las personas, su vida diaria, las calles, mirar a los edificios, a los tejados (increíble la cantidad de detalles en las partes altas de los edificios que descubres de repente y siempre habían estado ahí).

Vamos, en resumen, reducir el estrés, las prisas y darle a tu mente y a tu cuerpo un poco de estímulos y pausa. Es un pellizco de felicidad, pero no todo el mundo sabe valorarlo. Y mira, si un día te cruzas con una familia en un semáforo, sabrán valorar que te detengas por estar en rojo.

Vídeo | YouTube
En Bebés y más | El valor del ejemplo (1): ¿qué enseñamos a nuestros hijos?, El valor del ejemplo (2): vídeo "Children see, children do"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio