Publicidad

Volver a salir con alguien tras un divorcio con hijos: consejos y mi experiencia personal
Nuestras experiencias

Volver a salir con alguien tras un divorcio con hijos: consejos y mi experiencia personal

Tras un divorcio o separación con hijos, nos encontramos ante dos opciones: permanecer solteros o eventualmente, iniciar una relación con alguien nuevo. En mi caso, me decidí por lo segundo.

Te comparto mi experiencia personal al volver a salir con alguien siendo madre divorciada, así como algunos consejos que pueden ser de utilidad a quién esté pensando en hacerlo en algún momento.

Primero lo más importante: nosotros y nuestros hijos

Antes de darnos la oportunidad de salir con alguien, es importante que hayamos dedicado un tiempo considerable a atender nuestras prioridades emocionales y las de nuestros hijos. Si bien no hay una regla o tiempo determinado en el que "esté bien o mal" volver a tener citas y conocer a otras personas, primero debemos trabajar en lo más importante.

Tras una separación, es posible que nos sintamos desilusionados o desanimados y posiblemente no es el mejor momento para intentar conocer a alguien nuevo. Debemos darnos un espacio para trabajar en nosotras mismas y dar tiempo a que sane lo que tenga que sanar y mejoremos lo que haya que mejorar.

Por otro lado, pero no menos importante, están nuestros hijos. Independientemente de su edad, necesitarán apoyo emocional y mucha atención en esta difícil transición en la que sus padres no están juntos, por lo que es esencial estar pendientes de cualquier cambio de humor o de comportamiento y estar siempre para ellos.

Una vez que hayamos sanado y que veamos cómo nuestros hijos lo han llevado, entonces podemos comenzar a pensar en retomar nuestra vida social y aventurarnos una vez más al mundo de las citas o intentar conocer personas nuevas.

En un inicio, no tenemos que salir necesariamente a buscar una pareja, podemos hacerlo buscando nuevos amigos o una persona que nos comparta su compañía y con la que podamos tener salidas ocasionales fuera de nuestra vida como madres o padres: ir al cine, salir a bailar, ir a cenar, dar un paseo, etcétera.

Ojo: que ya nos sintamos listos para salir con alguien, no significa que todo lo anterior pase a segundo plano. Nuestros hijos siempre deberán ser lo más importante y esto es algo que debemos dejar en claro al conocer una posible pareja para nosotros.

¿Cómo conocer otras personas si soy mamá/papá?

Mujer App

Lo más difícil en muchos procesos es dar el primer paso y sin duda aquí también lo es. Conocer nuevas personas y comenzar desde cero cuando ya hemos estado en una relación seria durante un tiempo considerable y con hijos, puede no ser sencillo al inicio.

Pero una vez que estemos listos, podemos comenzar a buscar conocer gente diferente y para esto hay diversas opciones. La primera, es esperar que esto suceda de forma natural, es decir, sin estar necesariamente buscando, solamente abiertos a esa opción.

En este caso, hablamos de cuando salimos a lugares públicos, como cuando al parque, a un café, una librería, museo, etcétera. O también, si nos inscribimos a alguna clase o al llevar a nuestros hijos a las de ellos, donde posiblemente haya otras personas con hijos que sean separados.

Otra opción, es utilizar las herramientas que la actual tecnología nos proporciona. Y sí, me refiero a las aplicaciones y sitios web diseñados específicamente para conocer personas o tener citas.

Honestamente, antes de mi divorcio jamás pensé en usar este tipo de opciones. Incluso llegué a pensar que eran una pérdida de tiempo o que solamente las usaban personas que habían perdido la esperanza. Pero cuando tienes hijos, la verdad es que en ocasiones hay muy poco tiempo y opciones para conocer personas nuevas de forma natural o espontánea.

Así que si nos sentimos cómodos, podemos recurrir también a estas opciones. Personalmente, aunque probé varias por consejos de amigos, las que me hicieron sentir más cómoda y en control fueron Tinder y Bumble (especialmente esta última, que fue donde conocí a mi actual pareja).

No explicaré cómo darse de alta ni crear un perfil, pues para eso ya hay muchos artículos y las mismas aplicaciones y sitios web te van guiando. Pero un consejo importante que puedo compartir, es que nunca proporciones información muy personal o detallada ni datos de tu familia o hijos.

Desde luego, es importante recordar que debemos tener precaución al utilizar este tipo de servicios, pues podemos encontrarnos con personas que mienten o no son quienes dicen ser, así que si eventualmente nos interesamos en conocer a alguien en persona, que siempre sea en un lugar público e informándole a alguien de confianza.

Las primeras citas

Christin Hume 610u5tei5b4 Unsplash

Hay que admitirlo, volver a tener citas después de un matrimonio o relación larga donde se tuvieron hijos no es sencillo. Ya sea que se hayan conocido de forma espontánea o a través de una aplicación, una primera cita siempre puede ponernos un poco nerviosos, independientemente de si tenemos 25, 38 o 42 años.

Algo que puede ayudarnos mucho, es tratar de verlo como una simple salida con un amigo y no llevar expectativas muy altas. Vayamos con la intención de conversar y comenzar a conocer a otra persona, y al mismo tiempo, ver cómo nos sentimos con ella. Si todo sale bien y acuerdan volver a verse, esos nervios eventualmente irán desapareciendo.

Una cosa que considero importante, es dejar claro desde el inicio cuáles son tus intenciones. No se trata de decir "busco pareja para toda la vida, ¿te interesa?", pero sí de comentar en qué etapa te encuentras, si por el momento deseas solamente hacer amigos o te interesa comenzar a conocer a alguien y ver cómo evolucionan las cosas.

Otro punto que considero importante, pero que es más personal y decisión de cada quién, es fijar o establecer límites. Es decir, definir hasta dónde y con qué nos sentimos cómodos. Posiblemente salga o no este tema durante la conversación, pero sí es necesario tenerlos claros y ser fieles a lo que sentimos y deseamos.

Mi experiencia personal

Pexels Burst 373970

Tras mi divorcio no tenía mucho interés en volver a tener pareja, y siendo madre veía poco probable que tuviera tiempo de tener citas. Además, al tener una hija de edad preescolar, debía ver primero por ella y su seguridad. Simplemente no podía introducir a alguien más así como así en su vida.

Pero eventualmente y tras dedicar un tiempo a enfocarme en mí al asistir a terapia y trabajar en mi salud emocional, comencé a sentir esa necesidad de conocer a alguien nuevo. Inicialmente, no estaba en mis planes una pareja, sino más bien un amigo o compañero con el que pudiera salir ocasionalmente al cine, a tomar un café, a conciertos cuando hubiera oportunidad, o situaciones similares.

Y el primer año que estuve usando aplicaciones así fue. Conocí algunos hombres interesantes, con los que compartía intereses y gustos e hicimos buena amistad. Esto me ayudó mucho a salir de mi zona de confort, y recuperé mi confianza y seguridad en mí misma, haciendo que eventualmente se me facilitara conocer a otras personas.

Mientras tanto, seguía enfocándome en mí y en mi hija. Salía cuando podía, sin descuidarla a ella, y también sin involucrarla en esa parte de mi vida. Nunca me ha parecido correcto ni sano que los niños tengan personas entrando y saliendo de sus vidas, así que nunca quise presentarle a nadie.

Aunque en algún momento pasé por una etapa en la que sí anhelaba volver a tener pareja y formar una familia, tras llevarme algunas desilusiones y cuestionarme si quizás estaba esperando demasiado o había algo mal en mí, acepté que eso tal vez no era lo mío y quizás mi destino era permanecer sola. Y me sentí en paz con esta idea.

Curiosamente, un par de meses después y tras tener ya más de dos años divorciada, conocí a alguien. Y comprobé por mí misma ese famoso cliché, que dice que las personas llegan cuando menos lo esperas. Comenzamos a salir, nuestra amistad evolucionó a una relación y cuando estábamos completamente seguros de querer compartir una vida juntos, hablamos con mi hija.

 

Actualmente somos una familia muy feliz. El camino no fue fácil ni corto ni sencillo, y es difícil como madres o padres separados darnos la oportunidad de volver a salir con alguien tras algo tan fuerte como un divorcio. Pero debemos entender que si así lo deseamos, no tiene nada de malo volver a salir con alguien y aunque puede ser complicado, es algo que vale la pena intentar.

Fotos | iStock, Unsplash
En Bebés y más | Siete frases o comentarios que no debes decir a madres y padres separados o divorciados, Cuando papá o mamá tienen una nueva pareja: cómo decírselo y cómo manejarlo con los hijos, Las madrastras (y padrastros) ya no son lo que eran: decálogo para que funcione la nueva familia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios