Publicidad

Por qué es importante retomar o fortalecer tu vida social tras una separación con hijos
Nuestras experiencias

Por qué es importante retomar o fortalecer tu vida social tras una separación con hijos

En una separación o divorcio con hijos, sabemos que los niños deben de ser siempre prioridad, pues suelen ser los más afectados por este tipo de sucesos. Sin embargo, también es importante que tras un evento como éste, no olvidemos que nosotros también lo somos.

Por eso, hoy quiero hablarte acerca de uno de los aspectos que tras mi experiencia, considero no debemos dejar de lado: la importancia de ponernos también como prioridad y retomar nuestra vida social tras una separación con hijos.

Los hijos son lo más importante, pero también tú

Cuando tomamos la difícil decisión de terminar una relación en la cual tuvimos hijos, una de nuestras principales preocupaciones es asegurarnos que les afecte a ellos en la menor cantidad posible. Como madres y padres, queremos hacer lo posible para que siempre estén bien.

Sin embargo, cuando se trata de una separación o divorcio, también hay alguien que es muy importante: nosotros mismos. Es fácil que caigamos en enfocarnos totalmente en los hijos, particularmente en el caso de las madres que quedan como las principales responsables o pasarán el mayor tiempo con ellos.

Pero en un proceso como éste, no debemos olvidar que nosotros también tenemos necesidades personales y emocionales, y aún más al estar atravesando esta situación, en la cual nuestra vida cambiará por completo.

Ahora más que nunca, necesitaremos del apoyo y comprensión de aquellas personas cercanas a nosotras, desde nuestra familia hasta nuestras amistades.

Por qué tu vida social tras una separación es importante

Grupo De Amigas

Aunque seguramente mantuviste muchas de tus amistades a lo largo de los años, con la llegada de una relación seria y los hijos suele hacerse más difícil el frecuentarse. Pero tras una separación, es muy importante volver a retomar tu vida social y fortalecer o crear amistades.

En ocasiones y dependiendo de las circunstancias en la que sucedió nuestra separación, puede resultarnos difícil darnos la oportunidad de retomar o fortalecer esas relaciones, ya que podemos sentir que toda nuestra energía debe enfocarse en cuidar de nuestros hijos.

Así que el primer paso para retomar nuestra vida social es simplemente ese: reconocer y entender que tenemos derecho a tener una vida además de nuestro papel de madres. Si bien sabemos que ésto puede tornarse difícil cuando somos quienes tenemos la custodia, es una parte que debemos tratar de cuidar.

Los seres humanos somos sociables por naturaleza. Buscamos siempre encontrar personas con quienes tengamos gustos y formas de pensar afines, con las que podamos compartir los altos y bajos de nuestras vida. Por eso, tras una separación o divorcio es clave atender también nuestra vida social.

Contar con grupo, entorno o red de apoyo nos ayudará a poder navegar de mejor manera el cambio de vida que representa una separación. Saber que tenemos con quién contar o bien, con quién divertirnos y distraernos, nos ayudará mucho en el lado emocional.

Además, al conectar con otros, también reconectamos con nosotros mismos, pues al darnos ese espacio para socializar fuera de nuestra vida con hijos, recordamos quienes somos: nuestra esencia, nuestros gustos, las cosas que nos apasionan.

Consejos para retomar tu vida social tras un divorcio

Mujeres Cafe

Volver a tener una vida social activa cuando ya tenemos hijos no siempre es fácil, pues tenemos múltiples responsabilidades, pero estos son algunos consejos que pueden ayudarnos a retomar nuestra vida social después de una separación o divorcio:

  • Llama a tus amigas. Quizás no siempre es fácil reunirse porque la vida adulta es complicada, pero una llamada o videollamada con ellas puede ayudarnos mucho a levantar el ánimo.
  • Organicen reuniones. Independientemente de si ellas tienen hijos o no, pueden organizar reuniones en casa, donde las que tengan hijos puedan llevarlos y asi pasar una tarde juntas.
  • Sal con ellas un par de veces al mes. Cuando estamos solas puede ser difícil tener esos espacios para salir con nuestras amigas. Pero puedes aprovechar los días que están con sus papás, o bien, pedir ayuda a tu familia para que te ayuden a cuidarles un par de horas. En caso de no tener a alguien cerca, siempre podemos recurrir a un servicio de niñeras (y eso no debe causarte ninguna culpa).
  • Conoce otras personas. Lo sé. Si con nuestras amigas puede ser difícil salir, conocer personas nuevas puede ser aún más complicado, pero hay algunas cosas que podemos hacer al respecto como unirnos a un club de lectura o grupo de padres en Facebook, comenzar una clase nueva, salir al parque o a un café e intentar conversar con alguien.

Desde luego, nada de esto es obligatorio y cada persona tiene necesidades diferentes. Pero en mi experiencia personal, retomar mi vida social (sin descuidar a mi hija, desde luego) fue una de las cosas que más me ayudó a sobrellevar el divorcio y ajustarme a mi nueva vida.

Fotos | iStockl, Unsplash
En Bebés y más | Carta a una madre divorciada o separada: no estás sola y todo saldrá bien, Siete frases o comentarios que no debes decir a madres y padres separados o divorciados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios