Ese inolvidable momento en el que escuchas llorar por primera vez a tu bebé al llegar al mundo
Nuestras experiencias

Ese inolvidable momento en el que escuchas llorar por primera vez a tu bebé al llegar al mundo

La maternidad nos regala momentos únicos y especiales que ninguna otra experiencia de vida puede ofrecer. Desde el embarazo, las madres comenzamos a crear un poderoso vínculo con nuestro bebé, sintiendo cómo se va desarrollando a lo largo de esta etapa.

Finalmente, tras lo que parece una larga espera, ha llegado el día en que nace nuestro bebé, y que nos regala uno de los primeros recuerdos a su lado. Hoy te hablamos de ese inolvidable momento en el que le escuchas llorar por primera vez al llegar al mundo.

Una montaña rusa de emociones

Hoy es el día que nacerá tu bebé. Después de nueve largos meses (que pueden haberse sentido como una eternidad), por fin podrás conocerle y tenerle en brazos, viendo por primera vez su carita, sus manos, sus pies...

Aunque sabías que este día tarde o temprano llegaría, nada realmente te prepara para la serie de emociones y sentimientos que vivirás de principio a fin. Por un lado, te sientes emocionada y no puedes esperar a que nazca, pero por otro también puedes estar nerviosa por lo que estás a punto de experimentar.

No importa si es tu primer bebé o el segundo o incluso el quinto. ¡La llegada de un bebé no es cualquier cosa! Sentir toda clase de emociones es completamente normal y esperado durante el día de tu parto.

Después de un tiempo -que pueden ser muchas o pocas horas- finalmente ha llegado el momento en el que tu bebé saldrá de la barriga y llegará al mundo.

Y entonces, escuchas algo que jamás habías oído

Tim Bish Wbc9xilqb4k Unsplash 1

En medio de las voces y ruidos típicos de un parto, escuchas una voz nueva. Un llanto único y distinto que solo puede significar una cosa: tu bebé ya está aquí. A pesar de que es algo que sabías que sucedería, te llegan de golpe una serie de emociones y sensaciones que son difíciles de describir con simples palabras.

Por un lado, la sorpresa de escucharle por primera vez, acompañada de la emoción y el inmenso amor que ya sientes por esa pequeña persona que estás a punto de conocer. Es un sentimiento tan fuerte y poderoso, que no puedes evitar sonreír e incluso, soltar alguna lágrima.

Por otro lado, ese mismo sonido, es una señal de que tu bebé ha nacido y todo ha salido bien. La parte más intensa del parto ha terminado y tu cuerpo comienza a relajarse poco a poco. El cansancio y el dolor comienzan a dar paso a la felicidad y tranquilidad.

Pocos minutos después de escuchar ese primer llanto que quedará para siempre grabado en tu memoria, podrás abrazar a tu bebé y quedarás asombrada al verle, preguntándote cómo alguien tan pequeño puede hacerte sentir algo tan grande.

Enhorabuena mamá, tu bebé ha llegado.

Si tu experiencia fue diferente

Al escribir de maternidad, lo hago basándome en mi propia experiencia. Cuando finalmente nació mi hija, después de un largo trabajo de parto que terminó en cesárea de emergencia, escucharle llorar por primera vez tras su llegada al mundo fue algo que quedó marcado en mi memoria. Pero quizás tu experiencia no fue igual a la mía.

No todos los bebés lloran justo al momento de nacer, ni tampoco todas las mamás sienten un desborde de emociones al escucharle por primera vez. Incluso, algunas mamás entran en una especie de pausa o están tan cansadas que pueden no sentir el famoso flechazo. Esto no tiene nada de malo, ni tampoco es grave si tu bebé no llora inmediatamente tras nacer (¡ellos también se cansan!).

Lo más importantes es que ya ha llegado y tendrán toda una vida juntos para tener momentos únicos y especiales entre mamá y bebé.

Foto de portada | iStock

Temas
Inicio