Compartir
Publicidad

Y esto es lo que puede pasar si alquilas tu vientre: embarazada de trillizos, los padres le piden que aborte uno

Y esto es lo que puede pasar si alquilas tu vientre: embarazada de trillizos, los padres le piden que aborte uno
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La llamada maternidad subrogada, que es el modo fino de hablar del vientre de alquiler, es una práctica legal en algunos países pero prohibida aún en otros, como por ejemplo aquí, en España, donde las parejas que quieren hacerlo tienen que recurrir a mujeres de otros países, a veces de manera éticamente reprobable, como en el caso de las granjas de mujeres en la India.

Allí donde se puede hacer las mujeres deberían poder gestar al bebé de otras personas por querer llevar a cabo un acto de solidaridad, por amor, por aprecio, sin coacciones y nunca por motivos económicos. Y deberían quedar muy claras las condiciones por todas las partes, en todos los supuestos, porque si no esto es lo que te puede pasar si alquilas tu vientre: un mujer, embarazada de trillizos, ha recibido de los padres biológicos la petición de que aborte uno de los fetos porque no quieren tres.

Madre de alquiler en California

Esto ha sucedido recientemente en California y el nombre de la madre que decidió alquilar su vientre es Brittneyrose Torres, de 26 años, para ayudar a la prima de una amiga que tras mucho tiempo intentando ser madre se enteró de que no podían ser padres. La joven se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro y se quedó embarazada de trillizos, dos niños y una niña.

No es que fuera imposible que fueran trillizos, pero no entraba en los planes de los padres biológicos y le pidieron que abortara a uno de los fetos. Al parecer, se le implantaron dos embriones, y ella dejó bien claro a la pareja que no abortaría ningún bebé. Esto suponía que si el embarazo seguía adelante nacería uno o dos bebés, y la pareja estuvo de acuerdo. Sin embargo, como se dice habitualmente, la naturaleza se abre paso y escapa al control médico, y uno de los embriones de subdividió, dando como resultado a los dos niños, que son gemelos.

La pareja se comprometió a pagarle 25 mil dólares por el embarazo y 5 mil dólares más si el embarazo era de mellizos. Sin embargo, lo de los trillizos no entraba en sus planes y le pidieron que abortara a uno.

No abortaré a ningún bebé

Según los padres, el motivo para abortar al bebé es médico. Pero Torres ha hablado con los médicos al respecto y le aseguran que los tres fetos están progresando adecuadamente, por lo que no hay razón médica alguna para interrumpir ninguna gestación.

Así que ha decidido negarse porque, como leemos en Minuto Uno, considera que sería como "asesinar al bebé". Además, está sorprendida porque ella ya les había adelantado que no lo haría, que no abortaría a ningún bebé, por ir en contra de sus principios.

¿Qué pasará? No lo sabemos, pero la pareja no se ha tomado nada bien la decisión de Torres y ha dejado de pagarle las cuotas establecidas. Esperemos que hubieran firmado un contrato, porque si no ya veo a la joven dando a luz a tres hijos de los que es madre, pero biológicamente no.

Quizás todo acabe con los padres biológicos aceptando a los tres, o bien rechazándolos, y a todos juntos en los tribunales para que un juez dictamine con quién deben quedarse finalmente esos tres bebés que, en realidad, no tienen la culpa de nada.

No es la primera vez

Probablemente esto haya sucedido en muchas ocasiones, así que no podemos decir que sea esta la primera vez que la pareja biológica pone problemas al resultado final. Hace un año, por ejemplo, hablamos aquí de una pareja que fue a buscar a sus bebés y se llevó a la gemela sana, dejando a la que tenía síndrome de Down con la madre subrogada.

En Bebés y más | Algunas "celebrities" pagan un vientre de alquiler y simulan su embarazo para salvaguardar su figura, según un ginecólogo, Los siete casos más extraordinarios de maternidad subrogada, A las defensoras de "No somos vasijas": ¿Y si una mujer quiere ser "vasija"?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio