Unos padres que viajaban en avión con su bebé por primera vez regalan un detalle a los pasajeros para disculparse por adelantado

Unos padres que viajaban en avión con su bebé por primera vez regalan un detalle a los pasajeros para disculparse por adelantado
Sin comentarios

Viajar en avión con bebés no es bien visto por algunas personas que parece que olvidaron que alguna vez fueron pequeños. Los menores tienen el mismo derecho que cualquier persona, pero es inevitable tener que soportar malas caras o incluso en ocasiones comentarios desagradables cuando viajas con niños.

Sabiendo esto, unos padres se adelantaron a las posibles molestias que su bebé podría ocasionar a bordo y decidieron regalarles un detalle al resto de los pasajeros para disculparse por adelantado.

Repartieron a los que viajaban cerca de su asiento una bolsita con dulces, junto con el siguiente mensaje:

“Hola! Me llamo Bruno. Tengo 10 meses. Es mi primer vuelo y voy a tratar de portarme lo mejor que pueda, pero me disculpo por adelantado si me siento irritable, me asusto o me duelen los oídos. Mis papás prepararon esta bolsa con dulces en caso de dar un concierto durante el vuelo. Espero que esto ayude a que tu viaje sea más placentero. ¡Gracias!”.

Fue una usuaria de Twitter que viajó en ese vuelo quien lo compartió hace pocos días en una publicación de la red social, y las reacciones no se hicieron esperar, volviéndose viral.

Un bonito gesto, pero innecesario

Es, sin duda, un bonito gesto de los padres para con el resto de los pasajeros. Se ahorraron tener que dar explicaciones si el bebé lleva mal el vuelo, pero desde mi punto de vista, es totalmente innecesario.

¿Por qué un niño es considerado como persona "non grata" de antemano en muchos lugares? Los bebés son bebés, y los padres no deberían disculparse porque su hijo actúe como tal. No tienen un botón de off que podamos presionar cuando lloran o están molestos. Y el avión, es de por sí, un espacio incómodo para cualquiera, y más para un niño pequeño: duelen los oídos, hay que permanecer mucho tiempo sentado, etc.

Hay varios adultos con comportamientos muy reprochables -que ya son conscientes de sus actos- y molestan mucho más que un bebé. Los adultos tenemos que ser más empáticos con los bebés y los niños, porque no son ciudadanos de segunda y no molestan, simplemente son bebés y niños.

Esto no quiere decir que los padres no hagan lo posible por calmar a un bebé que llora ni permitan que sus hijos sean maleducados con los demás pasajeros, pero creo que tenemos que ser más comprensivos con sus necesidades.

Las reacciones al regalo

Las respuestas a la publicación en Twitter han dejado reacciones de todo tipo, y demuestran que las opiniones están divididas.

Por un lado, están quienes aplauden lo que han hecho los padres y elogian el detalle de buena educación y empatía que han tenido con el resto de pasajeros.

Por el otro, quienes consideran que no es necesario, y que los adultos deberían ser más tolerantes con los pequeños que viajan en avión.

¿Qué opináis vosotros? ¿Lo haríais si viajáis por primera vez con vuestro bebé? ¿Lo veis bien o innecesario? ¿Cómo lo tomarías como pasajero?

Temas
Inicio