Compartir
Publicidad

Una madre asegura que fue expulsada de un avión sin recibir explicaciones por querer amamantar a su hijo

Una madre asegura que fue expulsada de un avión sin recibir explicaciones por querer amamantar a su hijo
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una mujer de Texas llamada Mei Rui ha denunciado públicamente que la compañía aérea en la que pensaba volar con su hijo de dos años y sus padres la expulsó del avión por querer amamantar a su niño.

Los hechos, que fueron grabados por ella misma con su teléfono móvil, se han dado a conocer a través de numerosos medios de comunicación y el caso ha levantado una gran polémica. Algunos testigos le han mostrado su apoyo en redes sociales pero otros apoyan la forma de actuar de la aerolínea.

Pretendía calmar a su hijo para no molestar al resto de pasajeros

El pasado viernes, Mei Rui tenía previsto viajar de Houston a Nueva York con la compañía aérea Spirit Airlines. Ella es pianista e investigadora clínica, y en Nueva York la esperaban para participar en un trabajo de investigación contra el cáncer. Iba a volar acompañada de su hijo de dos años y de sus padres.

Pero aquel vuelo no empezó con buen pie, y permaneció mucho tiempo en pista con los pasajeros a bordo debido a inclemencias meteorológicas. El retraso hizo que el pequeño comenzara a llorar y a inquietarse.

En ese momento, su madre le tomó en brazos y se lo colocó en el pecho, quería tranquilizarle y evitar que pudiera molestar al resto de pasajeros. Según ella misma afirma, y corroboran otros testigos, cuando empezó a darle el pecho las puertas del avión aún continuaban abiertas y los tripulantes se movían libremente por la cabina.

Entonces, una azafata se acercó y le pidió que sentara a su hijo en el asiento para poder despegar, pero cuando Mei se retiró al niño del pecho para colocarle en el asiento y abrocharle el cinturón, éste comenzó a llorar de nuevo:

"Pedí un par de minutos más para terminar de darle el pecho y que así dejara de llorar. Les dije que les prometía que terminaría antes de que cerraran las puertas del avión"- afirma Mei en declaraciones al diario The Washington Post.

Fue entonces -y según palabras de la afectada- cuando varios miembros de la tripulación obligaron a esta madre a abandonar el avión por haber "incumplido las reglas", aunque en todo momento se negaron a decirle qué reglas exactamante había roto.

Humillada por lo que estaba ocurriendo, Mei descendió del avión con su hijo en brazos y sus padres, mientras en tierra la esperaban unos policías. Pero antes, decidió grabar los hechos con su teléfono móvil y varios medios de comunicación, entre ellos la cadena de noticias KHOU11 News se hizo eco de lo ocurrido.

Mei Riu Foto vía KHOU11 News

Mei afirma sentirse avergonzada y ha pedido explicaciones a la aerolínea, ya que aún sigue sin entender por qué fue expulsada del avión.

"Fue humillante ser expulsada de un avión delante de cientos de personas. Nunca me había pasado algo parecido. No hay que tratar así a la gente" - se lamentaba.

Por su parte, la compañía aérea se mantiene firme en la decisión tomada, y a través de un comunicado ha declarado lo siguiente:

Comunicado Foto vía KHOU11 News

"Nuestros registros indican que un pasajero fue retirado del vuelo 712 después de negarse a cumplir con las instrucciones de la tripulación. Para proteger la seguridad de nuestros pasajeros y tripulación, las regulaciones de la FAA y las políticas de las aerolíneas requieren que todos los pasajeros permanezcan sentados y abrochados durante el despegue y el aterrizaje. Nos disculpamos por los inconveniente causados al resto de pasajeros. Como cortesía, hemos emitido el reembolso completo a la pasajera en cuestión ".

Indignación en las redes sociales

A raíz del incidente y de la publicación de lo ocurrido por parte de un periodista de la cadena de noticias KHOU11News, las redes sociales comenzaron a arder con mensajes tanto de apoyo como contrarios a esta madre.

"Eso no es un bebé, es un niño que debería haber sido educado para no gritar en público. No hay motivo para amamantar a un niño de dos años, debería comer alimentos sólidos. Y la madre no vive en un país del tercer mundo"

"Como dijeron los que estaban en el avión, el vuelo se había retrasado una y otra vez. Ella tuvo que alimentar al bebé. Si hubieran dejado que terminara, el bebé estaría bien."

"Aquí hay algunas respuestas: escucha a la tripulación de vuelo. Hay un momento y lugar para cada cosa. ¿No hubiera sido mejor haber esperado 15-20 minutos para alimentar a un niño de 2 años? Exige derechos y no cree que las reglas se apliquen a ella. ¡Coja una bolsa de cereales en su lugar!"

"Ella no estaba cumpliendo. No siguió las reglas. Evidentemente pensó que podía hacer lo que quiera simplemente por ser una madre lactante. Merecía ser expulsada del avión junto con su hijo malcriado"

Un testigo de lo ocurrido publicó el siguiente mensaje en su cuenta de Facebook:

"Absolutamente asqueado de ver cómo esta mujer fue tratada en mi vuelo esta mañana. Tras soportar un retraso de tres horas y media atrapados en un avión, el hijo de esta mujer empezó a llorar y no quería sentarse en su asiento. Las azafatas fueron groseras con ella y los trataron muy mal. El avión estaba en tierra y no se movía, ni siquiera estaba a punto de moverse. Después de que la mujer se negara a bajar, hicieron bajar a todo el mundo del avión para impedir que la mujer pudiera volver a subir"

"Está claro que Spirit no entiende que los niños de dos años no pueden permanecer sentados con el cinturón de seguridad abrochado durante más de tres horas. Se portó muy bien durante las primeras dos horas, ¿pero eso no cuenta? ¿Era necesario llamar a la policía? No puedo defender a una aerolínea tras haber presenciado lo mal que sus empleados han tratado a esta mujer. Nunca volveré a volar con ellos"

Sin embargo, otros testigos dan la razón a la aerolínea y afirman que la mujer no cumplió con las reglas de la tripulación:

"¡Esta madre miente por completo! Estábamos en este vuelo y este incidente fue su culpa. Ella retrasó nuestro vuelo 4 horas. Nos hicieron abandonar el avión dos veces. Los asistentes de vuelo fueron muy pacientes con ella."

Una vez más, estamos ante un caso de expulsión de una madre y su hijo por dar el pecho en un espacio público. Desconocemos realmente lo que ocurrió en esta historia ya que sólo contamos con la versión de la afectada, pero por desgracia no es la primera vez que nos encontramos este tipo de situaciones.

Dar el pecho es un derecho que tiene el niño y la madre, pero en este caso, ¿creéis que la mujer debería haber seguidos las indicaciones de la tripulación y haber esperado al despegue para amamantar a su niño? ¿O creéis que hizo bien en no dejar llorar a su hijo y seguir amamantándole si, como ella dice, el avión aún no se disponía a salir? ¡El debate está servido!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos