Un padre olvida a su bebé dentro del coche a pleno sol y pretende que la niña de 13 años que le salvó la vida le pague los daños ocasionados al coche

Un padre olvida a su bebé dentro del coche a pleno sol y pretende que la niña de 13 años que le salvó la vida le pague los daños ocasionados al coche
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hay historias que son difíciles de comprender por la insensatez de las personas que la protagonizan. Esta es una de ellas. Hablamos del padre de una bebé de 10 meses quien la olvidó sentada en su silla dentro del coche a pleno sol al llegar a casa. Algo que es más habitual de lo que creemos y que podría pasarle a cualquiera en un momento dado, por lo que es importante tomar todos los recaudos: sistemas de alarmas, avisos, etc.

La suerte es que una niña de 13, vecina de este hombre y la heroína de esta historia, pudo rescatar a la bebé a tiempo. Pero el padre, con un amor inconmensurable por su coche, en lugar de agradecerle a su vecina haber salvado la vida a su hija, se lo compensa reclamándole a los padres de la niña los daños ocasionados al sacarla del coche. Surrealista.

La madre de la bebé lo cuenta así en una carta enviada a la columna Dear Prudence en la que pide consejos por sentirse realmente preocupada al ver que su marido tiene las prioridades un poco confundidas, sin entender cómo puede mostrar una actitud tan repugnante.

La carta de la madre: "Me da asco"

Querida Prudence,
Mi marido, “Lance”, y yo tenemos una hija de 10 meses, “Isabelle”. El mes pasado casi sufrimos una tragedia cuando Lance llegó a casa con Isabelle de la guardería. Al entrar, se distrajo con una llamada telefónica del trabajo, entró en la casa y olvidó a Isabelle dentro del coche. Fuera hacían más de 35 grados. Por algún milagro, la hija de 13 años de nuestro vecino de al lado, “Aubrey”, estaba en el jardín delantero y vio a Lance llegar. Por lo que me dijo Aubrey, fue a buscar una podadora de setos que su padre nos había prestado y vino a devolvérsela. Mientras pasaba por delante del coche, vio a Isabelle en su asiento infantil. Intentó abrir las puertas, pero estaban cerradas. Soltó la podadora, corrió a la puerta principal y tocó el timbre varias veces. Yo acababa de salir de la ducha y me estaba secando con una toalla y no pude responder. Más tarde me enteré de que mi marido seguía hablando por teléfono en su oficina y lo había ignorado.
Cuando Aubrey no obtuvo respuesta, corrió de nuevo al coche y utilizó la podadora para romper una ventana y sacar a Isabelle. Isabelle estaba inconsciente para entonces y Aubrey la llevó rápidamente a su casa con su madre, que es enfermera. Sólo me di cuenta de lo que estaba ocurriendo cuando bajé las escaleras y oí al hermano de 10 años de Aubrey, "Alex", golpeando nuestra puerta y gritando por mí y mi marido. Abrí y Alex, aterrorizado, me contó lo que había pasado. Corrimos a casa de mi vecino y encontramos a Isabelle tirada en el suelo de la cocina mientras Aubrey y su madre trabajaban para refrescarla con compresas frías y un ventilador portátil. Después de varios minutos llenos de terror, Isabelle se despertó y empezó a llorar justo cuando llegó la ambulancia. Isabelle pasó la noche en el hospital en observación, pero afortunadamente estaba bien y pudo irse a casa al día siguiente. El médico dijo que si hubiera estado en el coche 10 minutos más, probablemente no habría sobrevivido. Le hice pasar un infierno a mi esposo por lo que le pasó a Isabelle y él no ha hecho más que arrepentirse. Pero aquí viene la parte que realmente me hace poner los pelos de punta.
"El médico dijo que si hubiera estado en el coche 10 minutos más, probablemente no habría sobrevivido".
El coche de Lance está personalizado y lo aprecia mucho. Fue un regalo de sus padres por su cumpleaños. Cuando Aubrey estaba rompiendo la ventana, hizo algunas abolladuras en el marco y un gran rasguño en la pintura de la puerta. Tenemos seguro y solo pagamos la franquicia de nuestro bolsillo más unos 1000 dólares. Lance insiste en que los padres de Aubrey nos lo reembolsen. No puedo creerlo. Su hija salvó la vida de mi bebé (¡incluso se cortó el brazo en el proceso y necesitó puntos de sutura!) después de que mi marido se olvidó de ella y quiere que los padres de Aubrey cubran la maldita franquicia. Le he dicho que esto es repugnante y que si hay alguien a quien culpar por los daños a su preciado coche, es él por poner a nuestra hija en esta situación. Su respuesta es que el padre de Aubrey gana mucho dinero, así que pueden pagarlo fácilmente. Dijo que está dispuesto a darles a los padres de Aubrey la oportunidad de pagarnos antes de llevarlos a los tribunales. Me da asco la perspectiva y se lo he dicho, pero no cede. ¿Qué puedo hacer para que entre en razón?

La respuesta que le da la consultora es tajante. Por un lado, disculpa al marido por haber olvidado a la bebé dentro del coche "sé que les sucede a los padres amorosos que están cansados ​​y distraídos".

Sin embargo, le contesta que "su determinación de conseguir dinero de los vecinos es verdaderamente impactante". Y añade que puede haber dos motivos: el primero, que haya perdido el control debido a la culpa que siente porque su hija casi pierde la vida por un descuido suyo ("¿y tal vez a una depresión posparto? ¡Los hombres también pueden sufrirla!). El segundo, es que sea "una persona antisocial y desagradecida" con la que no se puede razonar. Si es así, "no creo que puedas hacerle cambiar de opinión, pero podrías empezar a reevaluar si tienen lo suficiente en común como para seguir compartiendo una vida", concluye.

Nunca dejes un bebé encerrado dentro de un coche

Más allá de esta historia puntual, que afortunadamente acabó bien, es importante conocer las reacciones de las personas ante una situación límite y los sentimientos que esto genera en la pareja.

Lo fundamental es no dejar nunca de manera consciente a un bebé dentro del coche, aunque no haga calor, ni siquiera cinco minutos. En 30 minutos la temperatura interior se duplica exponiendo al niño a un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, y en el peor de los casos, la muerte.

Si crees que podría pasarte, es responsabilidad de los padres instalar sistemas de alerta y apps que avisen de un posible descuido.

Temas
Inicio