Una bebé de un año es rescatada a un kilómetro y medio de la playa mientras navegaba sola a bordo de una barquita hinchable

Una bebé de un año es rescatada a un kilómetro y medio de la playa mientras navegaba sola a bordo de una barquita hinchable
Sin comentarios

Si el verano pasado nos sobrecogíamos con el rescate de una niña que navegaba sola sobre un flotador gigante a medio kilómetro de la playa, este año nos vuelve a impactar una noticia similar.

Esta vez ha ocurrido en Túnez, cuando un equipo de Protección Civil tuvo que rescatar a una niña de poco más de un año de edad que viajaba sola sobre una barquita hinchable, después de que sus padres se distrajeran y una ráfaga de viento la empujara mar adentro.

Navegó sola durante más de un kilómetro y medio

Los hechos, -que han sido recogidos por diversos medios de comunicación ingleses y franceses, - ocurrieron el pasado sábado por la tarde en un pueblo de Túnez llamado Kelibia, situado en la costa noreste del país, donde unos padres y su hija de un año disfrutaban de un día a la playa. Según se informa, parece que los padres "se distrajeron un momento" mientras su bebé jugaba a bordo de una barquita hinchable.

Fue entonces cuando una ráfaga de aire empujó mar adentro el hinchable con la niña encima, y cuando los padres quisieron darse cuenta, su hija ya no estaba a su alcance.

La pareja alertó rápidamente a las autoridades, y un socorrista y un oficial de Protección Civil se adentraron en el mar a bordo de una lancha y una moto acuática. Uno de los rescatadores grabó el momento en que su compañero se lanza al agua para rescatar a la niña, que muy asustada continuaba a bordo de su barquita hinchable.

bebé rescatado en el mar

En el vídeo puede verse a uno de los hombres empujar el flotador hacia la barca de rescate y a continuación subir en ella a la bebé, que llora desconsoladamente. También podemos observar con gran estupor lo alejada que parece quedar la costa; no en vano, los medios afirman que la niña llegó a navegar sobre el flotador más de un kilómetro y medio.

Por fortuna la bebé fue rescatada ilesa, pero el desenlace podría haber sido otro si la niña hubiera entrado en pánico y se hubiera arrojado al agua, o el oleaje hubiera volcado la barquita hinchable.

Las autoridades de Túnez han recordado a las familias la importancia de no perder nunca de vista a los niños y permanecer a su lado mientras se bañan en el mar, pues además de que pueden ahogarse en cuestión de minutos, las mareas y las ráfagas de viento juegan malas pasadas.

Igualmente, es importante mencionar que los hinchables, manguitos y flotadores no son elementos de seguridad, por lo que jamás debemos confiar en que nuestros hijos estarán a salvo por el simple hecho de utilizar estos elementos, pues en demasiadas ocasiones hemos visto que no es así.

Distraerse un sólo minuto puede provocar que un niño se ahogue. La supervisión es la medida más efectiva que tenemos a nuestro alcance para prevenir ahogamientos infantiles y sustos que pueden acabar en tragedia.

Vía | Daily Mail, New York Post, Tribunal du Net

En Bebés y Más | Dos centímetros de agua y menos de dos minutos son suficientes para que un niño pueda ahogarse

Temas
Inicio