Montan un operativo para que una madre ingresada en la UCI pudiera conocer y tocar a su bebé recién nacido

Montan un operativo para que una madre ingresada en la UCI pudiera conocer y tocar a su bebé recién nacido
Sin comentarios

Mary estaba embarazada de 39 semanas cuando el pasado 18 de septiembre empezó a encontrarse mal. En un primer momento pensó que se trataba de las contracciones de parto, pero luego lo descartó ya que el dolor no cesaba; era muy intenso y constante.

Su marido Alberto la llevó a Urgencias del Hospital Casa Salud de Valencia y aunque al principio pensaron que se trataba de un cólico de riñón, al día siguiente la analítica reveló que la madre sufría Síndrome de Hellp. Se trata de una complicación grave, multisistémica del embarazo que provoca Hemólisis microangiopática, una forma de anemia hemolítica que fragmenta y destruye glóbulos rojos en su tránsito por la sangre; elevación de las enzimas hepáticas y una disminución de las plaquetas.

Afortunadamente, este síndrome que se presenta en el tercer trimestre es poco frecuente. Afecta a 1 o 2 de cada 1.000 embarazos, aunque en las mujeres con preeclampsia o eclampsia, la afección se desarrolla entre el 10% y el 20% de los embarazos. Mary cuenta que tenía la tensión en 21.

Inmediatamente, los médicos decidieron realizarle una cesárea de urgencia. “Solo me acuerdo de que me pincharon y me desperté en la UCI con una sensación muy extraña porque tenía barriga y no sabía si había dado a luz o no. Estaba intubada y no podía hablar ni preguntar, solo lloraba”.

Por otro lado, su bebé también permanecía ingresado en la UCI Pediátrica porque había tragado aguas meconiales, aunque se encontraba bien.

Conoció a su bebé por fotos

Su marido podía visitar al bebé en la UCI y se lo enseñaba a Mary a través de las fotos del móvil. Hasta que, unos días después, los médicos de la UCI montaron un operativo para que Mary pudiera ir a la UCI Pediátrica a conocer a su hijo Mateo. Controlándole sus constantes en todo momento, la trasladaron en una silla de ruedas hasta la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

“Sentí muchísima emoción. Cuando lo vi no me lo creía. Mi hijo estaba bien. Y yo también. Hubo algún momento en el que pensé que no iba a sobrevivir”, explica Mary.

Al ver a Mateo, la tensión de Mary se estabilizó. “Cuando estoy con él -nos explicó una vez ambos estaban ya en planta- me encuentro mucho mejor”.

Final feliz para la familia

Si Mary lo pasó mal, su marido Alberto, no lo pasó mejor. Su mujer y su hijo en la UCI y él solo, visitándolos a ambos. "Suerte que las enfermeras y el personal se portaron muy bien conmigo. Me dejaron una habitación para que pudiera descansar", explica este padre ya más tranquilo y descansado. "Nos hemos sentido muy acompañados, todos nos han apoyado. En el hospital ya nos conocen. Nos han dado mucho cariño y no nos hemos sentido solos. Estamos muy agradecidos", aseguran.

Tanto Mary como el bebé están recuperados y ya pudieron irse a casa para disfrutar a pleno de sus primeros días en familia.

Fotos y vídeo | Hospital La Salud

En Bebés y más | El emotivo instante en que una madre conoce a su bebé tras pasar 20 días en la UCI por Covid

Temas
Inicio