Compartir
Publicidad
Publicidad

La conmovedora historia de una niña que ha invertido sus ahorros en comprar leche para sus compañeros de clase

La conmovedora historia de una niña que ha invertido sus ahorros en comprar leche para sus compañeros de clase
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sunshine Oelfke es una niña de cinco años que estudia en un colegio de Michigan (Estados Unidos) y que ha dado una gran lección a todos con su altruísmo, empatía y su enorme generosidad.

La pequeña, decidió por voluntad propia emplear todos sus ahorros en comprar cartones de leche para sus compañeros de clase cuyos padres no podían costearles un almuerzo. Pero con ayuda de su abuela, los humildes ahorros de una niña de cinco años, se han convertido en casi 900 euros de ayuda a las familias más necesitadas de su escuela.

Quería que todos sus compañeros pudieran beber leche

A la pequeña Sunshine Oelfke le apasionan las motos de nieve, ayudar en casa con las tareas domésticas, guardar en una hucha las moneditas que encuentra por la calle y acompañar todas sus comidas con un buen vaso de leche.

A priori, sus gustos y acciones pueden ser similares a los de cualquier otro niño de su edad, pero la generosidad que ha demostrado esta niña es mucho más grande que su pequeño corazón.

Y es que cuando Sunshine descubrió que un compañero de su clase no podía acompañar sus comidas con un vaso de leche, como le gusta hacer ella, se entristeció mucho. Supo que la familia de su amigo tenía dificultades económicas y que ello le impedía poder disfrutar de un almuerzo, como el que llevaba ella cada día.

Así que cuando llegó a su casa, la pequeña decidió invertir todos sus ahorros en comprar cartones de leche para llevárselos a su compañero de colegio.

sunshine

Poco le importó a Sunshine que aquellas monedas que llevaba tiempo reuniendo para comprarse una moto de nieve, fueran destinadas a otro fin. Sin embargo, cuando la niña se enteró de que el caso de su compañero no era un hecho aislado y que muchos otros amigos estaban en su misma situación, decidió hacer algo más.

Pidió ayuda a su abuela Jackie con el fin de recaudar fondos para los niños más necesitados de su escuela. Todo su afán era que sus compañeros tuvieran leche para acompañar las comidas y pudieran disfrutar de una merienda en el colegio.

"Mi nieta sabe que no todos los niños quieren beber leche, pero también sabe que hay quien quiere beberla y no puede comprarla. Por eso, quiere asegurarse de que todos puedan tener la opción de elegir" - comenta su abuela en declaraciones al diario Babble.

Abuela y nieta abrieron una cuenta de GoFundMe y en poco más de una semana llevan recaudados cerca de 900 euros, que Sunshine ha donado a su profesora para que sea ella quien administre el dinero y ayude a los alumnos que más lo necesitan.

Su maestra, Rita Hausher, está realmente emocionada con lo ocurrido y se siente muy orgullosa de Sunshine:

"Se me puso la piel de gallina con su acto. Me estremecí desde la coronilla hasta la punta del pie. Sunshine nos ha dado a todos una lección, y nos ha hecho ver que no importa la edad que tengas para hacer algo grande en el mundo" - decía.

Sin duda el caso de esta pequeña de Michigan es digno de alabar. Su altruismo y generosidad hacia los compañeros más necesitados es algo que deja sin palabras a cualquiera, dada su corta edad. Gracias a sus ahorros y a las donaciones anónimas, este año, los compañeros de Sunshine podrán disfrutar de un completo almuerzo durante todo el curso.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos