Compartir
Publicidad

Un juez autoriza a un padre a vacunar a sus hijos a pesar de que la madre se niegue

Un juez autoriza a un padre a vacunar a sus hijos a pesar de que la madre se niegue
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un juez de la Audiencia de Vigo, ratifica una sentencia de primera instancia que autoriza al padre a decidir sobre la vacunación de sus dos hijos, de 7 y 11 años, frente a la negativa de la madre.

El tribunal considera que esa es la decisión que garantiza el “interés superior de los menores” y basa su sentencia en que la negativa de la madre carece de avales científicos, mientras que el calendario de vacunación "obedece a estudios e informes científicos que buscan una mejor protección de la población y no a meras arbitrariedades o errores".

"Los beneficios de las vacunas son innegables"

Cuando nacieron sus hijos, tomaron la decisión conjunta de no vacunarles, pero luego el padre tomó conciencia de la importancia de la vacunación para la salud de los niños.

Al separarse (en 2013), y el padre inició acciones legales para obtener autorización para hacerlo él, a lo que la Justicia le dió la razón, pero la madre recurrió alegando que previamente los dos progenitores “adoptaron de mutuo acuerdo la decisión de no vacunar a sus hijos y que la vacunación en España es voluntaria”.

El padre alega en su escrito de defensa que no es que estuviera en contra de la vacunación, sino que "no fue capaz de imponer su criterio durante el matrimonio y menos tras la ruptura, debido a la atribución de la custodia a la madre".

Ahora la Justicia ratifica aquella sentencia, y viendo que no hay acuerdo posible entre los progenitores, autoriza definitivamente al padre a vacunar a sus hijos a pesar de que la madre no esté de acuerdo (sin posibilidad de recurrir).

La sentencia hace hincapié, además, en que “los beneficios de las vacunas son innegables” y que si un niño está fuera del calendario de vacunaciones puede verse perjudicado en el acceso a centros de educación, como las guarderías públicas.

"No solo no se ha acreditado desde el punto de vista médico que las vacunas causen perjuicio para la salud, sino que, por el contrario, la mayoría de los estudios científicos sobre la materia llevan a concluir que los beneficios de las vacunas son innegables tanto a nivel individual como poblacional", expresa el juez en la sentencia.

Vía | Faro de Vigo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio