Es hora de que tengas con tu hijo una charla sobre el reguetón

Es hora de que tengas con tu hijo una charla sobre el reguetón
Sin comentarios

La música puede ser altamente beneficiosa para niños y adolescentes, de eso no hay duda. Sin embargo, las letras de las canciones también tienen un impacto en ellos porque sus mensajes van calando. Y no podemos infravalorar el poder que tiene la música a la hora de inculcar valores y modos de vida.

Hay un tipo de música que genera gran polémica en este sentido, porque muchas de sus canciones están llenas de frases violentas, machistas, sexistas, y donde se cosifica a la mujer de forma alarmante: el reguetón.

Los niños cantan sus letras desde que son pequeños sin siquiera entender lo que dicen, pero cuando empiezan a tener capacidad de entenderlo y preguntan sobre ello, es un buen momento para tener una charla sobre el reguetón.

Reguetón, ¿es el mal para niños y adolescentes?

Culturalmente no hay una visión única del reguetón, y aunque sus canciones han traído mucha polémica, las opiniones sobre este género son muy plurales.

De hecho, hay corrientes que afirman, por ejemplo, que el perreo, el baile asociado a reguetón y dembow, etc., se puede apropiar como reivindicación feminista. Así, no somos ajenos a las discusiones culturales que giran en torno a esta música, y tampoco consideramos que se pueda afirmar rotundamente que "reguetón = algo malo".

Esto sería una visión demasiado simplista del asunto. Pero todo esto no quita que sus letras generen polémica y que sea interesante debatir con nuestros hijos sobre los mensajes que reproducen y promulgan sus canciones. Hablamos de cómo les afectan sus letras y de cómo abordar el tema con ellos de forma crítica.

Cómo afectan las letras de reguetón a los niños y adolescentes

  • "No me hagas abusar de la ley que empiezo contigo. Si sigues con esa actitud, voy a violarte". (canción: "Contra la pared", de Jiggy Drama).
  • "Quiero una mujer bien bonita, callada y que no me diga nada. Que cuando me vaya de noche y vuelva por la mañana, no me diga nada. Que, aunque no le guste, se quede callada". (canción: "La Muda", de Cali & El Dandee ft. Kevin Roldan).
  • "Sí, yo cocinaré…Sí, yo limpiaré…Sí, serás el jefe; sí, te respetaré". (canción: "Hey Mama", de David Guetta ft Nicki Minaj, Bebe Rexha & Afrojack).

¿Qué opinas de estas frases? Son solo algunas de las tantas frases de reguetón que generan polémica, extraídas de este género musical. Frases, como vemos, llenas de mensajes machistas, sexistas y estereotipos de género, nada adecuados para niños y jóvenes.

Un contenido que denigra a la mujer, la cosifica y la deja en muy mal lugar, como un objeto sexual y una persona que debe ser sumisa y complaciente y ceder siempre a los deseos del hombre.

Algo muy poco educativo; sin hablar de toda la violencia explícita e implícita que promueven muchas de las canciones de reguetón, y de los valores que promueven, tales como la banalización de la sexualidad, el materialismo y la normalización del consumo de dro

Forman unas creencias erróneas

Es importante saber que durante la etapa de la infancia y adolescencia, los chicos van consolidando su sistema de valores, sus creencias y su propia identidad. Y que la principal vía de transmisión de todo esto es la familia, en primer lugar, pero también el entorno cultural del menor.

En ese entorno los chicos miran películas y leen libros, pero también escuchan música; de ahí que el mensaje que promueven sus canciones influya en su educación y en la consolidación de sus valores. Y si esos mensajes son sexistas, los chicos crecerán pensando que eso es "lo normal", o lo que "se espera de ellos" (es decir, que reproduzcan también esos roles de género, machistas, sexistas y violentos).

En definitiva: para los adolescentes, la música es un elemento clave en la definición de su identidad y de sus procesos de socialización, que además les ayuda a refugiarse en su mundo interior.

Normaliza comportamientos abusivos y machistas

Está claro que la música no es la responsable de la educación de nuestros hijos, pero tampoco podemos negar que sus letras influyen en el desarrollo de sus ideas y su psique, y que muchas de ellas contribuyen a normalizar comportamientos abusivos y machistas, tan prevalentes en nuestra sociedad.

Más que la letra de una canción

Pero no olvidemos que el reguetón no es solo una melodía, una canción y un mensaje tras ella; es también toda la representación audiovisual que acompaña este género musical.

Los videoclips alimentan un ideario colectivo a través de gestos, ropa y actitudes de los protagonistas y que, por lo tanto, siguen reproduciendo los mismos estereotipos de género, el mismo machismo, y sexismo que caracteriza gran parte de este estilo musical.

¿Cómo hablar con nuestros hijos sobre el reguetón?

Pero, ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo hablamos con ellos sobre el reguetón para que puedan desarrollar una mirada crítica? Os damos algunas pautas para abordar el tema con ellos y aprender juntos:

1. Buscar el momento

Como bien sabemos, a la mayoría de niños y adolescentes les gusta este tipo de música, la bailan y cantan sus canciones, aun siendo pequeños, cuando en realidad no saben lo que significa. Y como padres, sabemos que los mensajes son lo que son.

Por eso, cuando tu hijo empiece a entenderlos, quizás sea el momento de tener esta charla con él o ella. Lo que queremos es que desarrollen un sentido crítico a la hora de escuchar y entender estas canciones.

2. No prohibir ni demonizar las canciones

No debemos caer en el error de demonizar el reguetón; recuerda que lo que queremos es acercarnos a ellos, y si confrontamos no funciona. Así, no se trata de prohibirles escuchar esta música; evita recurrir a frases del estilo "esta música aquí no se escucha".

En lugar de ello, habla abiertamente sobre el tema (y sin juzgar); podéis escuchar las letras de las canciones juntos, cantarlas y analizarlas.

3. Pregúntale qué piensa de las letras

Un buen punto de partida es preguntarle a tu hijo qué opina de las letras de las canciones que tanto canta. Puede que te sorprenda.

En un estudio reciente, llevado a cabo por la investigadora y profesora Sandra Soler Campo, de la Universidad de Barcelona (UB), se analizaron diversas canciones de reguetón y la forma en la que los adolescente las reciben e interpretan.

En el estudio participaron 100 alumnos de 3º de ESO de un instituto en Barcelona, a quienes se les preguntó por la letra de estas canciones, y respondieron:

  • Que la mayoría de estas letras contienen mensajes sexistas porque insultan a las mujeres.
  • Que los cantantes hablan mal de sus mujeres y se refieren a ellas como si  fueran inferiores.
  • Que las letras son machistas porque dicen que la mujer es su propiedad y se refieren a ella como un objeto (cosificación de la mujer).

4. Analizar las letras y fomentar un sentido crítico

Buscad un momento para escuchar alguna de sus canciones (puedes imprimir la letra, porque no es lo mismo solo escucharla que también leerla). Subrayar juntos las frases más impactantes y debatirlas una a una.

Les podemos proponer este "ejercicio" de análisis a través de una conversación distendida que promueva su reflexión, con preguntas como: ¿Esto qué significa? ¿Cómo crees que se puede entender? ¿Estás de acuerdo?

Con todo ello, lo que buscamos es que nuestros hijos aprendan a desarrollar su propio criterio y a ser críticos con la realidad. Pero para ello, como decíamos antes, necesitan conocerla y ser acompañados en este proceso de aprendizaje y construcción de sus propios valores (por esto decimos que prohibir "sin más" las cosas no es una buena solución).

5. Se trata de debatir, no de condicionar

Recuerda que no se trata de condicionar la opinión de tu hijo, sino de debatir juntos. Seguro que él también puede aportarte mucho. Enfoca el ejercicio de análisis anterior como un reto, como una forma de crear debate. ¿A qué os ayudará este ejercicio?

  • A tomar consciencia de sus mensajes: ¿qué dicen las letras? Como hemos dicho, muchas veces los niños las repiten inconscientemente.
  • A fomentar una mirada crítica en ellos sobre estas canciones.
  • A que se cuestionen cosas, que se hagan preguntas.

6. Hablar de valores e igualdad

Una vez analizadas las canciones (o mientras las analizamos), podemos fomentar un espacio para hablar sobre los valores que son importantes para ellos, los niños, y si estas canciones los fomentan o no.

Por ejemplo, podemos hacer una lista de valores e ir marcando los que sí y lo que no están en las canciones, y poner ejemplos. Algunas ideas de valores que podéis trabajar con vuestros hijos son:

7. Explícale que no son canciones para niños

Transmitirles el mensaje de que estas canciones están pensadas para que sean pegadizas y que no son para niños. Es importante, ya que ellos, como muchos de los adultos, se quedan solo con el ritmo pegadizo y van cantando y reproduciendo las letras sin darse cuenta, muchas veces, del mensaje que hay detrás.

Y el mensaje muchas veces es negativo, lleno de prejuicios o sexismo, y por ello tienen que aprender a ser críticos con lo que escuchan (y también con lo que ven, lo que leen, etc.). En definitiva, hazle entender a tu hijo esto si ves que las canta, que no son letras para niños.

8. Rescatad juntos mensajes positivos

Finalmente, y como creemos que tampoco es adecuado demonizar el reguetón, sino ser críticos y realistas con sus canciones, también podemos buscar con nuestros hijos mensajes positivos de algunas de sus canciones (o partes de ellas).

Esta capacidad para "rescatar" algo bueno de todos los estereotipos y mensajes sexistas que hay en muchas de sus letras, les ayudará a  desarrollar la flexibilidad mental (los extremos nunca son buenos).

Temas
Inicio