Compartir
Publicidad

La conmovedora historia de Alexis, la niña a la que nadie acudió a su cumpleaños y que se ha convertido en un símbolo de solidaridad

La conmovedora historia de Alexis, la niña a la que nadie acudió a su cumpleaños y que se ha convertido en un símbolo de solidaridad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el pasado año, el 12 de diciembre es un día especial en Texas (Estados Unidos) gracias a la pequeña Alexis, una niña con alopecia provocada por una enfermedad autoinmune que ha removido los corazones y conciencias de cientos de personas con su historia.

El año pasado, Alexis celebró su sexto cumpleaños pero ninguno de sus amigos se presentó a la fiesta. La queja de su madre publicada en Facebook supuso un antes y un después para la pequeña y su familia, que jamás llegaron a imaginar que tanta gente pudiera demostrarle su cariño de la forma en que lo hicieron.

El pasado año, nadie fue a su cumpleaños

Alexis estaba ilusionada con su sexto cumpleaños que había decidido celebrar en una pista de patinaje rodeada de todos sus amigos. Y llegó el día: el 12 de diciembre del pasado año. Todo estaba preparado para recibir a los 17 invitados de Alexis, todos los compañeros de su clase.

Pero fue entonces cuando el corazón de la niña se rompió en mil pedazos al comprobar que ninguno de los invitados asistió a su fiesta. Alexis se pasó toda la tarde mirando alrededor, preocupada por si a sus amigos les había ocurrido algo y esperando que aparecieran en cualquier momento.

Su madre, rota de dolor, comentó en su perfil de Facebook lo ocurrido sin poder siquiera imaginar la oleada de solidaridad que despertaría aquel desgarrador mensaje:

"Hoy ha sido un día triste para Alexis. Hemos celebrado su sexto cumpleaños en la pista de patinaje e invitamos a sus 17 de sus compañeros de clase, pero no se ha presentado ni uno solo de sus amigos"

"Hemos hecho un pastel con ella y disfrutado del día en familia. Pero ella seguía "preocupada por sus compañeros", mirando en todas las direcciones y viendo a otros niños jugar y celebrar sus cumpleaños rodeados de amigos. Yo no sabía qué decirle salvo que a veces, los papás, estamos demasiado ocupados..."

El mensaje rápidamente se hizo viral y fue compartido por casi 600 personas, hasta que llamó la atención de un hombre que a pesar de no conocer a Alexis ni a su familia, se sintió tan conmovido por lo que la niña había tenido que vivir que decidió tomar medidas.

Una fiesta por todo lo alto

Aquel hombre decidió abrir un evento en Facebook con el objeto de ofrecer a Alexis una fiesta de cumpleaños sorpresa, ¡y vaya si lo consiguió!

"Cuando supe que esta familia se había pasado horas esperando a que apareciera algún invitado a la fiesta de cumpleaños de su hija, como padre supe lo que tuvieron que sentir. Quiero que Alexis sonría y que sepa que mucha gente la ama, aún sin conocerla, porque es una niña especial"

Planifició una gran fiesta para la niña, con 800 invitados llegados de varias partes de la ciudad, que sólo querían mostrar su apoyo a la pequeña y disfrutar con ella de una fiesta que jamás olvidaría.

Feliz Cumpleanos

La fiesta de Alexis parece que ya se ha convertido en una tradición en Texas, y este año ha vuelto a repetirse pero esta vez con tintes aún más solidarios si cabe, pues la pequeña ha decidido donar a los niños de un orfanato de su ciudad todos los regalos y juguetes que le han hecho.

Juguetes

Además, Alexis ha conocido a una niña que sufre la misma enfermedad que ella y se ha volcado con su nueva amiga para ayudarle a superar sus miedos, tal y como explicaba su madre en Facebook:

"Ayer conocí al padre de esta niña, que también sufre alopecia y perdió el pelo en el mes de marzo. Cuando hoy llegaron a la fiesta, la niña estaba un poco asustada así que fui a buscar a Alexis y se la presenté. Al terminar el día las vi jugando juntas y despreocupadas, tirándose bolas de nieve. Las observé con la mayor de las sonrisas. Los niños son increíbles, son almas con grandes corazones dispuestos a dar a los demás"

No es la primera vez que nos hacemos eco de este tipo de historias que al leerlas nos rompen el corazón para recomponerlo a continuación. Como madre, creo que me hago una idea del dolor tan grande que tuvo que vivir la familia de Alexis cuando ningún niño acudió a su fiesta de cumpleaños. Pero lo que ocurrió a continuación hace que me reconcilie con el mundo y no olvide que existen personas capaces hacer lo posible por ver sonreír a un niño.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos