Publicidad

Está embarazada, nadie le cede un asiento y su marido se convierte en silla humana para que descanse

Está embarazada, nadie le cede un asiento y su marido se convierte en silla humana para que descanse
1 comentario

Se ha convertido en uno de los vídeos virales del momento, porque seguramente muchas embarazadas se sientan identificadas con esta madre china. Nadie le cede un asiento mientras espera su turno en el médico y su marido acaba haciéndole de silla para que descansara sobre su espalda.

Sucedió en la provincia de Heilongjiang (China) cuando acudieron a una de las revisiones del embarazo. Como es habitual en el embarazo, tras permanecer de pie un largo rato, las piernas de la mujer quedaron entumecidas, sentía dolor en la espalda y mostraba signos de cansancio. Al ver que nadie cedía su sitio, el hombre decidió sentarse en el suelo para que su mujer pudiera utilizar su espalda como asiento.

El vídeo fue compartido por la Policía de Hegang, en China y ha sido visto por más de siete millones de personas en todo el mundo.

La distracción de los demás

Más allá de lo ingeniosa que ha sido la solución del marido, el verdadero mensaje del vídeo es la invisibilidad de las personas ante los demás, y especialmente de las embarazadas. Parece mentira que tenga que haber carteles en los transportes públicos para que advertir a las personas que hay quienes necesitan el asiento más que ellos. Tanto embarazadas, como ancianos o personas con discapacidad.

En el vídeo podemos ver que ninguna de las personas que están sentadas levantan la vista de sus teléfonos móviles, mostrando nula empatía por la embarazada que muestra signos de encontrarse cansada.

Está claro que una embarazada no es una enferma, pero hay ocasiones en las que te viene muy bien que te cedan un asiento, sobre todo si vas en un transporte público que va repleto, que puede hacerte perder el equilibrio o cuando tienes que esperar un buen rato de pie.

Sin embargo, hay usuarios que comentaron el vídeo y no están de acuerdo con culpar a quienes no ceden su asiento. Sostienen que en un hospital hay personas que también pueden encontrarse mal y además notaron que a pocos metros se ven asientos vacíos que la mujer podría usar mientras su marido espera su turno.

¿Os habéis encontrado alguna vez en una situación similar?

Vía | Shangai.ist
En Bebés y más | El indeseable efecto de ver a una embarazada en el autobús: somnolencia repentina y sueño profundo, Por si aún no la ves: Pink Light, una luz avisa si hay una embarazada que necesita un asiento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios