Publicidad

La bonita historia de un pediatra jubilado, quien a sus 92 años atiende gratis a los niños de una comunidad humilde en Brasil

La bonita historia de un pediatra jubilado, quien a sus 92 años atiende gratis a los niños de una comunidad humilde en Brasil
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Además de compartir información útil y práctica para que los padres puedan estar mejor informados, en Bebés y más nos gusta compartir también historias bonitas e inspiradoras de personas comprometidas con su vocación, que van mucho más allá para ayudar a otros.

Por ello, no podemos dejar de compartir la preciosa historia de Ivan Fontoura, un pediatra brasileño de 92 años, quien a pesar de estar jubilado, continúa atendiendo de forma voluntaria a bebés y niños de una comunidad humilde en Brasil.

El centro de salud Praia de Leste, en la comunidad de Pontal do Paraná en Brasil, cuenta con un gran médico, que además de tener una excelente preparación académica y experiencia profesional, tiene un gran corazón y un admirable espíritu de servicio, pues a sus 92 años y pese a estar jubilado, continúa consultando a bebés y niños de la comunidad de forma gratuita.

Él y su esposa Eva, una enfermera con la que ha estado casado por 40 años, trabajan como voluntarios en este centro de salud en Brasil, en donde a pesar de su edad y de no recibir ninguna remuneración económica, acuden dos veces por semana desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde, para ayudar a las familias que más lo necesitan, a pesar de que él se encuentra jubilado desde 2005.

Pero además de su gran amor al prójimo, él no es cualquier médico. Graduado en 1951 de la Universidad Federal de Paraná, el doctor Fontoura posee un posgrado en Cuidado de Niños y Nutrición, una Maestría por la Universidad de California y un Doctorado por la Universidad de Sorbona en Francia.

Dedicó sus años laborales trabajando en diversas clínicas pediátricas, siendo director de varios hospitales, e incluso fue Secretario de Estado de Salud entre 1971 y 1975. Por su excelente trabajo médico y social, cuenta con dos honores del Consejo Médico de Paraná: el Diploma de Mérito Ético y Profesional, por sus 50 años de trabajo, y la Medalla Lucas - Homenaje al Mérito Médico.

Desde luego, a pesar de ser alguien con una excelente trayectoria digna de admirar, lo que definitivamente resalta más de él es su amor al prójimo y sus deseos de ayudar, razón por la cual es uno de los médicos más queridos en la comunidad.

En una entrevista con Sempre Familia, él cuenta que tras haberse retirado para finalmente descansar, solo logró hacerlo durante seis meses, pues sus ganas de seguir ayudando eran más grandes: "La medicina es una buena adicción, ¿sabes? Estamos felices de ayudar a estas personas en una situación difícil y aún más cuando las cosas funcionan", comenta.

Sin duda la historia de este pediatra es una que no solamente resulta admirable, sino también muy emotiva, pues podemos darnos cuenta de su increíble vocación por servir y ayudar a los bebés y niños que más lo necesitan, sin esperar nada a cambio.

Foto | Kelly Frizzo/BandNews Curitiba
Vía | Viralistas
En Bebés y más | 17 pediatras y expertos en salud infantil que seguir en redes sociales para estar bien informados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir