Compartir
Publicidad

Avances en conciliación: una soldado no tendrá que hacer guardias ni maniobras para poder cuidar a su hija

Avances en conciliación: una soldado no tendrá que hacer guardias ni maniobras para poder cuidar a su hija
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La conciliación de la vida profesional y personal es uno de los aspectos más valorados por los trabajadores, pero sin embargo sigue siendo una asignatura pendiente. Muchos papás tienen que hacer auténticos malabares para poder cuadrar horarios de colegios y trabajos "gracias" a las actividades extraescolares o los horarios ampliados de los centros.

La buena noticia es que cada vez escuchamos más casos en los que la justicia da la razón a papás o mamás que buscan hacer realidad la compatibilidad de la paternidad y el empleo, como el de UNA soldado a quien la justicia ha dado la razón y no tendrá que hacer guardias ni maniobras para cuidar a su hija.

Los españoles trabajamos más horas que los alemanes, franceses o ingleses con jornadas de pausas para comer más largas y horario de salida más tardío lo que hace difícil conciliar y por eso desde años existen distintas organizaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España (ARHOE) que denuncian esta situación.

La soldado M.C. se reincorporó de su baja maternal en enero de 2016 y consiguió un permiso para llegar al cuartel cada día a las 8.30. Recudiendo su jornada laboral en una hora conseguía dejar a la pequeña en la guardería, a cambio eso sí, de recortar su sueldo un 15%, dejándolo en 900 euros mensuales aproximadamente. De lo que no pudo librarse fue de las guardias 24 horas, participar en ejercicios fuera de la base o acudir obligatoriamente a la celebración de la patrona o carreras deportivas.

Estas situaciones llevaron a M.C. a los tribunales el pasado mes de noviembre para estudiar su caso y ya un juez de lo contencioso-administrativo de Murcia sentenció que la soldado tenía derecho a quedar eximida de guardias, servicios y maniobras para atender a su hija de dos años. De hecho, la ley está de su lado porque según una orden de Defensa, los militares a cargo de hijos menores de 12 años tienen derecho a la reducción de jornada, con la disminución proporcional de sus retribuciones. Pero si además, el hijo es menor de cuatro años deben quedar exonerados de guardias, servicios, maniobras y otras actividades “que interfieran con el disfrute de la reducción de jornada, cuando las necesidades del servicio lo permitan”.

Ahora ha sido el Tribunal Superior de Justicia de Murcia el que ha respaldado la decisión de este juez, desestimando el recurso que el Ministerio de Defensa interpuso contra esa resolución judicial y ha impuesto las costas del proceso a la Administración. Gracias a esta sentencia, podrá disfrutar de su hija y seguir desarrollando su trabajo con normalidad.

No es un caso aislado

Si hacemos memoria, nos encontramos otros casos "históricos". Todos sabemos los horarios de los supermercados y que generalmente los empleados suelen rotar. Esto ya es contrario a un plan de conciliación. Esto debió de pensar la empleada de un súper de Logroño que tenía turnos alternos de mañana y de tarde.

Concretamente la mujer tiene contrato indefinido a tiempo completo con jornada de 40 horas semanales de lunes a sábado, con una semana en turno de mañana y la siguiente en turno de tarde. Pidió a su empresa reducir su jornada a 34 horas semanales con un horario fijo de 8.00 a 14.00 horas de lunes a viernes, y los sábados, domingos y festivos correspondientes de 10.00 a 14.00 horas. La empresa se lo negó.

Finalmente, el Tribunal Supremo le dio la razón argumentando que en los casos de reducción de jornada por guarda legal se tiende a "proteger no sólo el derecho de los trabajadores a conciliar su vida laboral y familiar, sino también el propio interés del menor a recibir la mejor atención posible".

Otro caso que merece ser contado es el de un guardia civil de la Comandancia abulense que solicitó la reducción de jornada en horario de mañana, con la pérdida proporcional de su salario, para poder atender a sus dos hijos menores. La respuesta del Instituto Armado fue positiva a la reducción solicitada, pero le negaban la posibilidad de tener una jornada fija desde las ocho y media de la mañana a la una y media de la tarde.

Finalmente, una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ávila le dio la razón concediéndole la reducción de jornada que solicitaba, que podrá hacer compatible con el turno fijo de mañana y con los fines de semana libres para conciliar su vida laboral y personal.

Falta mucho por hacer

A pesar de estos avances la realidad es que falta mucho por hacer en nuestro país. Todo empieza por la baja maternal y paternal. En nuestro país las mujeres cuentan con 16 semanas de baja y los hombres con 5 semanas por hijo, situándose entre las más bajas de Europa y muy alejados del permiso medio en la Unión Europea de 28 semanas.

Estos problemas de conciliación influyen drásticamente en la cantidad de hijos que tenemos y en la edad a la que decidimos tenerlos. El número medio de hijos por mujer es de 1,33 y la edad media se sitúa en los 31,9 años, según el Instituto Nacional de Estadística.

El principal problema lo encontramos en las largas jornadas laborales para las que muchas empresas están buscando soluciones como el teletrabajo o la flexibilidad horaria. Otras sin embargo apuestan por jornadas intensivas durante todo el año rompiendo con el mito de que el "presencialismo" viene unido a una mayor producción.

Sin lugar a dudas falta mucho camino por recorrer, pero es un hecho que cada vez más empresas apuestan por la conciliación familiar. ¿Es tu empresa una de ellas?

En Bebés y más |La carta de una niña de 10 años al jefe de su padre: una original campaña para promover la conciliación en las empresas, La primera ministra de Nueva Zelanda anuncia que está embarazada y tomará baja maternal

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos