Compartir
Publicidad

Acude a un hospital con un embarazo psicológico y le hacen cesárea porque no dilataba (inocentada)

Acude a un hospital con un embarazo psicológico y le hacen cesárea porque no dilataba (inocentada)
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: Ciertamente, como algunas ya comentasteis, esta noticia es falsa. Una broma que quisimos publicar ayer con motivo del día de los inocentes. Espero que os lo tomarais con humor.

A menudo os comentamos noticias de esas que dices “esto sólo pasa en América”, como es el caso, y otras en las que también decimos que los profesionales de la salud, a veces, en vez de ayudar parece que estropean más el asunto.

Esto es lo que ha sucedido en el Hospital Mountainside de Glen Ridge, New Jersey, donde hace 5 días una mujer acudió con un embarazo psicológico, explicando que tenía síntomas claros de parto, y los médicos acabaron haciéndole una cesárea porque no dilataba.

Ahora, como es lógico, el caso está siendo investigado porque la familia de la no madre ha denunciado al hospital tras haber hecho una cesárea innecesaria, dado que no había bebé alguno que extraer del útero.

El embarazo psicológico, extraño pero posible

El embarazo psicológico es un trastorno psicológico extraño, pero que puede llegar a darse en algunas mujeres cuyo deseo de tener un hijo es altísimo, y que suele asociarse con estados de depresión y con infertilidad (llevar varios años intentando tener hijos).

Se dice que una mujer padece un embarazo psicológico, también llamado embarazo utópico, cuando la mujer presenta todos o varios síntomas de embarazo, incluidos el crecimiento del útero o la producción de leche, sin que haya realmente un embarazo.

En este caso concreto, el trastorno se hizo tan patente que la mujer llegó a creer realmente que estaba embarazada, acudiendo incluso al hospital a dar a luz, mostrando los síntomas típicos (o explicándolos) de cuando vas a parir.

Sin embargo, no dilataba

Sin embargo, a pesar de creerse embarazada y hacer creer a todos que lo estaba, su cuello del útero no debió de creerse eso del embarazo y el parto, porque se negó en rotundo a dilatarse.

Los médicos le hicieron varios tactos mientras la mujer esperaba el momento de dar a luz y al ver que el parto no progresaba y que la mujer se ponía cada vez más nerviosa decidieron practicarle una cesárea.

La cara de los médicos al darse cuenta de que no había bebé alguno debió ser un poema, algo así como un “tierra trágame”, sumándose a la (seguro estúpida) sensación de haber hecho algo fácilmente evitable con una simple ecografía.

Inexplicable

Así que se trata de un caso totalmente inexplicable. Durante el embarazo te cosen a pruebas, ecografías y controles, mirando al milímetro los gramos que has cogido y midiendo al milímetro los kilos que va a pesar tu bebé. Luego llegas a parir y resulta que hay médicos que no son capaces, quizás por falta de tiempo, quizás por falta de ganas, de hacer una ecografía para ver cómo anda el asunto.

Pues como hemos comentado, abrieron el útero a una mujer que no estaba embarazada y, como suele pasar en América, la familia denunció al Hospital por no haberse dado cuenta de que el embarazo era psicológico, que la cesárea no era necesaria y que ahora esta mujer llevará para el resto de su vida una cicatriz en el vientre de un hijo que nunca nació y que nunca gestó.

Más información | Hospital Mountainside
Foto | Frank De Kleine Coloring en Flickr (Creative Commons)
En Bebés y más | Incremento de cesáreas por miedo de los médicos a posibles denuncias, Por fin disminuye el número de cesáreas innecesarias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio