Compartir
Publicidad

¿Cuánto peso ganaste en tu embarazo?

¿Cuánto peso ganaste en tu embarazo?
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recuerdo el día en que acudimos mi mujer y yo al hospital a dar a luz a nuestro primer hijo. Tras nueve meses de gestación la variación de peso fue de tan sólo 5,5 kg, pese a que su alimentación fue normal, sin restricción alguna.

A nuestro lado había otra mujer, que también pariría el mismo día, que había aumentado más de 25 kg.

A las dos les echaron "bronca". A Miriam porque “te has pasado un poco ¿no crees”, aludiendo a una teórica dieta de adelgazamiento para conservar la figura que, repito, no existió y a la compañera de habitación porque “y tú te has pasado de más”.

Ahora mi cuñada y mi hermana están embarazadas y a ambas les controlan mensualmente el peso con lupa (parece que es lo único controlable) y viendo la importancia que se le otorga al tema del peso os pregunto: ¿Cuánto peso ganasteis en el embarazo y cómo fue todo?

El tema del peso genera controversia

Como muchas otras cosas relacionadas con el embarazo y los bebés, el peso es un tema del que podemos oír varias versiones.

Unos dicen que es importantísimo controlar el peso y otros dicen que no lo es tanto si el embarazo es normal en una mujer sana.

Es habitual ver casos de mujeres que acuden mensualmente a la visita de control asustadas por la “bronca” que les van a echar pese a haber comido bien, por haber aumentado más peso de lo que se supone ideal, cuando realmente están bien.

La teoría del kilogramo por mes

embarazo2.jpg

Durante mucho tiempo se ha dicho que lo ideal es que una mujer aumente entre 9 y 12 kg durante el embarazo. Este baremo hacía que esos 9-12 kg se repartieran entre los 9 meses de gestación, diciendo a la madre que debería engordar, aproximadamente, 1 kg por mes.

El problema es que no todos los meses se engorda igual y muchas veces se engorda de más o de menos. Además no todas las mujeres tienen el mismo índice de masa corporal ni la misma edad y por ello esos 9-12 kg pueden ser pocos en algunos casos o demasiado en algunos otros.

Esta teoría ha provocado, durante mucho tiempo, que mujeres que estaban ganando más de 1 kg por mes fueran puestas a dieta, pese a que el aumento de peso era totalmente normal y recomendable, convirtiendo el embarazo en un mar de culpabilidades (“tu hijo podría nacer mal si engordas mucho”, "vas a tener problemas si sigues así") y provocando riesgos innecesarios si tenemos en cuenta que una restricción alimenticia en el embarazo aumenta las probabilidades de tener un bebé de bajo peso.

¿Cuánto es el incremento de peso recomendado en un embarazo?

Como he comentado, depende de la edad (las adolescentes tienen que ganar más peso y del IMC):

  • Las mujeres que tienen un IMC bajo (>19,8) tendrían que aumentar entre 12,5 y 18 kg.
  • Mujeres con un IMC normal (19,8 a 26) deberían aumentar entre 11,5 y 16 kg.
  • Mujeres con un IMC alto (26 a 29) tendrían que aumentar entre 7 y 11,5 kg.
  • Mujeres con un IMC muy alto, consideradas obesas (<29) tendrían que aumentar un mínimo de 6,8 kg.

Como veis, decir a todas las mujeres que tienen que ganar entre 9 y 12 kg está fuera de lugar, ya que para algunas será poco y para otras será demasiado.

Por qué hay que ganar peso en el embarazo

Una mujer con un IMC bajo debe aumentar entre 12,5 y 18 kg, por ejemplo. Dicho así parece una auténtica barbaridad, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que el peso ganado en el embarazo es una reserva para lo que viene después.

Durante el periodo de lactancia se consumen bastantes calorías, por eso a partir del tercer mes de lactancia, y sobretodo a partir del sexto, cuando más grasas se consumen, las mujeres empiezan a eliminar las reservas acumuladas hasta el punto de que muchas mujeres acaban pesando menos de lo que pesaban antes de quedarse embarazadas.

Por qué es peligroso hacer dieta en el embarazo

embarazo3.jpg

Si una mujer llega con sobrepeso al embarazo deberá controlar, más o menos, su peso en el embarazo para que no sea excesivo, pero teniendo en cuenta que el mínimo deben ser unos 7-8 kg.

Ganar menos peso supone que, al faltar alimento que aporte energía, se consuman las reservas de grasa. Esto hace que los bebés acaben consumiendo también parte de esa grasa que la madre acumula, en vez de recibir nutrientes de la comida que la madre debería ingerir. Además este proceso de movilización de las grasas genera toxinas, por lo que es poco recomendable.

¿Y qué hay de los 5,5 kg de mi mujer?

Mi señora esposa tiene un IMC bajo, de 18-19. Esto quiere decir que debería haber ganado entre 12,5 y 18 kg.

Sin embargo debo calificar el caso de mi mujer como de “extraño fenómeno de la naturaleza”, ya que puedo asegurar que comía mucho (pero mucho), y no debe tomarse como ejemplo de nada.

El primer embarazo acabó en cesárea y el segundo, en el que engordó poco más de 4 kg, en parto prematuro a las 34 semanas (probablemente habría llegado también a los 5-6 kg).

No digo que el bajo peso ganado sea la causa de no tener dos partos vaginales a término, pero tampoco digo que no lo sea (nunca lo sabremos). En cualquier caso, como he comentado, la despensa de mi casa tiembla desde hace más de 4 años (si sumamos embarazos y periodos de lactancia). Normal, si tenemos en cuenta que mi mujer, al no ganar peso, apenas genera reservas para el post parto.

¿Cuánto peso ganasteis?

Sólo me queda terminar preguntándoos cuánto ganasteis vosotras, cómo os fue el parto, si notasteis que la lactancia os ayudó a perder peso y en definitiva deseando que expliquéis lo que queráis contar al respecto para valorar, en petit comité, si realmente es tan problemático ganar unos kilitos de más o no.

Fotos | Flickr (3Neus), Flickr (Fonticulus), Flickr (Mr. Toaster) En Bebés y más | El peso durante el embarazo, El aumento de peso ideal durante el embarazo, Nuevas recomendaciones de ganancia de peso en el embarazo en Estados Unidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio